Diario y Radio U Chile

Año XII, 6 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Reactivan campaña contra hidroeléctricas de la Patagonia

La denominada “bancada parlamentaria contra las hidroeléctricas en la Patagonia”, busca instalar conciencia sobre los peligros que genera la instalación de centrales contaminantes en suelos australes.

Tania González

  Martes 26 de enero 2016 10:33 hrs. 





Los senadores Antonio Horvath (IND), Alejandro Navarro (MAS), Alfonso De Urresti (PS), y los diputados Camila Vallejo (PC), Patricio Vallespín (DC) y Daniel Melo (PS) reactivaron la bancada contra la hidroeléctrica Río Cuervo, esto en rechazo a la aprobación de la central y de otros proyectos que afectan la Patagonia chilena.

El senador De Urresti llamó a evitar que el país entre en el DICOM ambiental, cuando hay dos proyectos en curso: Río Cuervo y la Central Mediterráneo Río Puelo. “Años pasados hubo un importante consenso en el país por rechazar proyectos como era HidroAysén porque no solo eran invasivos, sino que generaban enorme inconveniente medio ambiental y el fraccionamiento del proyecto al no considerar la línea de transmisión que afectaba a gran cantidad de regiones”, por eso plantea que la Hidroeléctrica es un retroceso en la materia.

El diputado Daniel Melo fue más allá en sus críticas y lanzó duros cuestionamientos en contra del ministro Máximo Pacheco: “Esto habla de un Estado que hasta hoy no ha entendido el desarrollo que requiere nuestro país para avanzar en una idea de sustentabilidad. Vamos a apoyar todas las iniciativas que vayan en esa dirección”.

El Director Ejecutivo de la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA), Ezio Costa,  señaló que en el caso de Río Cuervo, aún no han sido notificados oficialmente de la resolución del Comité de Ministros, pero una vez que así sea, presentarán reclamaciones ante el Tribunal Ambiental. Asimismo se hará en el caso de Río Puelo.

A su juicio, “el Comité de Ministros está teniendo una actuación que es sistemática respecto de privilegiar ciertos intereses sobre otros. En ambos casos, por ejemplo, hay una total desprotección de las comunidades indígenas y una despreocupación por la pérdida de biodiversidad, porque se está interviniendo ríos relevantes para las cuencas”.

Sin embargo, desde la sociedad civil se acusa que las autoridades no avanzan, pese a instalar mesas de diálogo para arribar a acuerdos transversales.

La representante de Fundación Terram, Flavia Liberona, denunció que durante dos años han esperado el diseño de una política ambiental ambiental y energética. Pero, lamentablemente, se dan cuenta que les han “tomado el pelo”, prueba de ello es la Comisión Asesora Presidencial para la Reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental donde las organizaciones asistentes denuncian que no fueron escuchados por las autoridades.

En tanto, Rodrigo Condezza, vocero de la campaña “Puelo sin Torres” comentó que se han desarrollado muchas manifestaciones sociales en distintas localidades: “No debemos olvidar que el camino que está construyendo la Central Mediterránea para su acceso, es ilegal, no tiene declaratoria de impacto ambiental y la Superintendencia lo tiene parado. Esa es la forma de operar de las centrales hidroeléctricas en la Patagonia y nosotros estamos absolutamente en contra”.

En definitiva las organizaciones harán ver a los ministros del Tribunal Ambiental y, eventualmente, a la Corte Suprema, que este tipo de proyectos significan pérdida de biodiversidad y con su aprobación, la institucionalidad ambiental está vulnerando derechos.