Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Acusan a Transbank de monopolizar mercado de las tarjetas de crédito

Estudio de organización de consumidores apuntó al alto costo de comisión que cobra la administradora, lo que termina perjudicando a la gente y al mercado.

Raúl Martínez

  Viernes 29 de enero 2016 15:08 hrs. 





Chile es el país donde más se paga por comisión de las tarjetas de crédito, a diferencia de Europa, Australia y los Estados Unidos.

Así se desprende del informe (revisar estudio) dado a conocer por la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios, CONADECUS, donde los montos pueden llegar a ser varias veces superiores a los que se pagan por comisión en las naciones desarrolladas.

Uno de los economistas que preparó el estudio, Álvaro Gallego, explicó que se trata de un mercado altamente concentrado que finalmente termina por perjudicar al consumidor.

“Como existe esta situación de falta de competencia en Chile, los costos de las transacciones son mucho más altas que los costos que hay en otros mercados. Como ejemplo, en el trabajo nosotros pusimos una comparación con España y con Australia. Comprar con tarjeta de crédito en Chile puede costar hasta seis veces más que en España. Y si usted compara el costo con tarjeta de débito, en Chile puede costar hasta 19 veces más que en España”, puntualizó el especialista.

El estudio demuestra además que si en 2007 las transacciones alcanzaban un 47,4 por ciento para avances en efectivo, en 2015 esa cifra llegó al 68,3 por ciento de las operaciones, lo que además habla del endeudamiento que tienen los chilenos con las casas comerciales y los bancos.

Para el economista, esta situación sólo se puede modificar con la intervención directa de las autoridades económicas, situación que ya fue advertida durante el escándalo de las repactaciones unilaterales decretadas por la multitienda La Polar.

“El Transbak es una sociedad cuyo giro –y en su momento la sociedad de apoyo del giro– fueron autorizadas para proteger los ingresos de la banca, de modo tal que la banca pudiese pagar la famosa cartera vendida de aquellos tiempos. Pero eso ya es cosa del pasado. Y sin embargo, este privilegio ha continuado y ya no tiene razón de ser. No tiene razón de ser desde el punto de vista de su origen y tampoco tiene razón de ser desde el punto de vista de las lógicas de mercado competitivo que debiera existir en este país”, comentó Gallego.

El economista explicó que en las naciones desarrolladas existe una competencia abierta que permite disminuir los costos y mejorar la oferta para los consumidores, demostrando una vez más el verdadero monopolio que se verifica en este mercado en Chile, altamente demandado por la población con más de 10 millones de tarjetas de crédito y débito en circulación, según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.