Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Las voces femeninas destacan en el primer día de Womad Chile

Ana Tijoux y Alysha Brilla resaltaron en la primera jornada del festival que se celebra en Recoleta, que reunió a unos siete mil espectadores.

Rodrigo Alarcón

  Sábado 13 de febrero 2016 2:33 hrs. 
ATT


Las actuaciones de la chilena Ana Tijoux y Alysha Brilla, cantante canadiense de origen tanzano, fueron lo más destacado de la primera de las tres jornadas del festival Womad Chile, que por segundo año consecutivo se realiza en la comuna de Recoleta.

La ex Makiza fue la encargada de cerrar la programación de este viernes en la Plaza de la Paz, frente al Cementerio General, ante unas siete mil personas, de acuerdo a las cifras informadas por la organización. En poco más de una hora, la cantante chilena mostró, junto a su banda Los Más Busca2, un repertorio basado en los discos Vengo (2014) y La bala (2011). El momento más llamativo de su actuación fue cuando llamó a dos integrantes del grupo palestino 47 Soul, para interpretar en conjunto “Somos sur”. Los músicos aparecieron ataviados con camisetas del club de fútbol Palestino y ayudaron a encender un estupendo show que, sin embargo, tuvo una tibia recepción del público.

Poco antes, Alysha Brilla había dejado una grata impresión en el escenario de La Unión, más pequeño y ubicado junto al Cerro Blanco, en la calle Profesor Zañartu. La cantante, nacida en Canadá pero con antepasados tanzanos e indios, se presentó junto a un quinteto en el que destacaron, especialmente, su saxofonista y su trompetista. Ambas le dieron un toque soul al pop singular que hace Alysha Brilla y no es raro, por lo tanto, que su repertorio haya incluido una versión de Amy Winehouse. Fue uno de los momentos altos de la jornada, matizado además por la graciosa forma en que la cantante intentaba hablar con el público, a medio camino entre el inglés y un castellano mexicanizado (“¡Qué padre!”).

Menos brillo tuvieron las actuaciones precedentes. La programación musical se inició con la presentación de los chilenos Hentrenamientoh y continuó con la chilena Elizabeth Morris, que mereció mejor suerte: subió al escenario La Unión cuando el público recién comenzaba a acercarse y tuvo que batallar con notorios problemas de sonido, que pusieron a prueba su paciencia. A pesar de todo, se las arregló para dejar una buena impresión: música de raíz de la mano de su sólida banda, que hasta hizo bailar a algunos.

Discreto, en cambio, fue lo de Che Sudaka, grupo argentino-colombiano establecido en Barcelona. Su mixtura de ska, cumbia y punk de bases programadas es precaria, como una pobre lectura del legado de Mano Negra, apenas matizada por el acordeón del colombiano Sergio “Cheko” Morales. Aun así, lograron contagiar a parte del público que ya estaba en el festival a esa hora, a punta de una fecunda demagogia: Víctor Jara, el pueblo mapuche, Alto Maipo, los inmigrantes y hasta el pueblo saharaui aparecieron entre sus consignas para rescatar uno que otro aplauso.

Womad Chile continúa este sábado con una programación en la que destaca la actuación de Seun Kuti, hijo de Fela Kuti, junto a su histórico grupo Egypt 80. También estarán el argentino Pedro Aznar, los palestinos 47 Soul, los polacos Muzykanci y el maliense Cheick Tidiane Seck, entre otros.

Foto: Womad Chile.
Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.