Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de diciembre de 2019

Escritorio

Carrera presidencial y las críticas a Lagos: “Él consolidó la economía neoliberal”

Esta semana el ex Fiscal Nacional Económico, Francisco Fernández, acusó a Ricardo Lagos de tener “compromisos muy serios con el poder económico”. Estas declaraciones reactivaron las críticas a la posible carta de la Nueva Mayoría para las próximas elecciones presidenciales.

Victoria Viñals

  Lunes 22 de febrero 2016 19:10 hrs. 
LAGOS VI

La suma de críticas a las políticas estructurales originadas en su gobierno, especialmente a la reforma constitucional de 2005 que pareciera haber consolidado la constitución de la dictadura, han resurgido con fuerza ante la posibilidad de que Ricardo Lagos sea la carta de la Nueva Mayoría para las próximas elecciones presidenciales.

El abogado y ex fiscal nacional económico, Francisco Fernández, declaró recientemente  que Lagos tenía “compromisos muy serios con el poder económico”. Según el actual integrante del Consejo de Observadores del denominado Proceso Constituyente, el ex presidente de la República fue permisivo en torno a las presiones que ejercieron los grandes consorcios transnacionales, particularmente, los de matriz española.

Estas declaraciones han avivado las críticas que se han hecho  durante los últimos años a una serie de proyectos fundamentales para su gobierno.

El presidente del Movimiento Socialista Allendista, Esteban Silva, fue enfático en declarar  que el gobierno de Ricardo Lagos consolidó la economía neoliberal en Chile.

“Fue el periodo donde hubo más ganancias por parte de los grandes grupos económicos de Chile. En materia internacional fue un momento en que Chile participó de manera muy activa en tratados de libre comercio, es decir, en mecanismos de desregulación, de liberalización del comercio que siempre han favorecido a las grandes trasnacionales en el mundo”.

En el aspecto económico, las medidas cuestionadas del gobierno de Lagos son la flexibilización de las normas de libre competencia, la eliminación de la sanción penal al delito de colusión y la ideación de un complejo sistema de concesiones en hospitales, carreteras y autopistas, materias que se habrían gestado desde su periodo de ministro de Obras Públicas entre los años 94 y 98.

El conflicto que tiene a los camioneros movilizados por los altos precios de los peajes, habría comenzado en 2004 cuando las principales carreteras del país fueron concesionadas y autorizadas para imponer estos pagos. Además, las tarifas han subido sistemáticamente pese a la entrega del mismo servicio asunto que perjudica, más allá de los camioneros, a las personas que se trasladan de manera particular y en buses interurbanos.

Siguiendo la lógica argumentativa de los académicos de la Universidad de Chile, Carlos Huneeus y Ricardo Ffrench-Davis, el ex senador de la Democracia Cristiana, Ricardo Hormazábal, afirmó que tanto en el Gobierno de Lagos como en el primer mandato de Michelle Bachelet “se concentró más la economía, se retrocedió en los avances que se habían logrado y se implementaron criterios basados en el modelo económico dictatorial”.

Además, el ex presidente de la DC cuestionó la falta de propuestas concretas, al tiempo que rechazó el profundo personalismo de la discusión. En este sentido concluyó: “No he escuchado de Ricardo Lagos, que es una figura intelectual destacada, alguna propuesta que signifique reconocer los errores en que incurrió y que pudiera sugerir algunos cambios como los que yo estoy dispuesto a respaldar”.

Derechos sociales y candidaturas

Los derechos sociales básicos fueron otros de los que se habrían visto mermados durante el gobierno de Lagos. La reforma que incluía el Plan Auge y que fraguó la crisis actual en el sistema de salud, la política habitacional que propició el establecimiento de verdaderos guetos en las periferias de Santiago, y el diseño estructural del Transantiago, fueron las iniciativas que en esta área dejaron cuentas pendientes.

Sobre este punto  la presidenta del Colegio de Matronas, Anita Román,  fue enfática: “Yo siento que la crisis que hoy día se está viviendo, es algo que se anunció, que lo dijimos, y que lo que tiene que hacer la ciudadanía es entender que lo peor que le pudo pasar a la salud en Chile fue la reforma estructural presentada en el gobierno de Ricardo Lagos”.

En la misma línea, Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal (Confusam) apuntó a las debilidades del sistema de salud fraguadas durante el gobierno de Lagos.

“La lógica del Auge es una lógica perversa porque genera una división entre chilenos con privilegios de salud y sin ellos. Genera una lógica que es tremendamente asistencialista, profundizando lo curativo en vez de promocionar la prevención. Y además supone agravar la ya compleja situación de los hospitales públicos en beneficio de lo privado, es decir, también uno podría señalar que el Auge fue un paso más hacia la privatización de la salud hecho en tiempos de Ricardo Lagos”.

El analista político Alberto Mayol, señaló que sacar a luz la cara más neoliberal del gobierno  de Lagos, podría resultar incómodo para algunos sectores: “Si a Lagos se le enrostra todo lo que significó en términos de neoliberalismo y transicionismo, para el Partido Comunista no va a ser nada fácil apoyar esa candidatura (…) la elección de lagos es un triunfo del sector conservador y va a revivir a la Concertación sin duda”.

Además, para el sociólogo, la eventual candidatura de Lagos representa un retroceso.

“Los que supuestamente traían el proyecto de futuro de manera más contundente era la Nueva Mayoría y ella misma retrocedió respecto a ese proyecto, lo que dejó muy mal la posibilidad de desarrollo de esos proyectos. En ese escenario hay un retorno al pasado y Lagos –junto con Piñera- emerge como la gran figura para poder conducir ese proceso”, sentenció.