Diario y Radio U Chile

Año XII, 3 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Denuncian falta de transparencia en elecciones de Conadi

Falta de información e irregularidades son parte de la advertencias de los candidatos inscritos en el proceso. "El Gobierno no tiene ningún interés de difundir el tema de la participación de este 20 de marzo para la elección de los representantes de los pueblos originarios del país", dicen.

Paula Correa

  Sábado 12 de marzo 2016 15:13 hrs. 





El próximo domingo 20 de marzo se realizarán las elecciones de Consejero de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) y ya existen diversas críticas ante la forma en la que se ha conducido el proceso.

Las elecciones se realizan cada cuatro años y en ellas los dirigentes indígenas mayores de 18 años inscritos ante el organismo pueden elegir ocho candidatos que representen a los pueblos Mapuche, Rapa Nui, Aymara y Lincan Antay o Atacameño. Posteriormente los electos deben ser ratificados por la Presidenta.

En este contexto, el director de Conadi, Alberto Pizarro Chanilao, afirmó que si se cierran temprano las mesas, los resultados estarían el lunes 21 de marzo, de manera tal, que la ceremonia de traspaso podría efectuarse la primera semana de mayo.

En esa línea Pizarro, se refirió al cambio de funciones y el debate de la iniciativa en el parlamento: “En enero se iniciaron los proyectos que iniciaron el debate. Recordemos que actualmente hay un consejo compuesto por ocho consejeros que son elegidos y ahora va a haber un consejo para cada pueblo y un consejo de los pueblos, por lo que la figura va a ser bastante diferente a la que existe hoy día”, dijo.

Esta semana se afinarán los últimos detalles del proceso y se zanjarán los locales de votación pendientes. Sin embargo, algunos consejeros han expresado sus reparos ante la poca claridad en esta materia y en general, en el proceso de difusión.

“La preocupación pasa por lo que dice el Convenio 169 en el artículo seis y siete sobre la participación y las decisiones que tenemos que tomar. No hay difusión de parte de la Conadi, más bien dicho, del Ministerio de Desarrollo Social, y más aún, directamente el Gobierno no tiene ningún interés de difundir el tema de la participación de este 20 de marzo para la elección de los representantes de los pueblos originarios del país”, afirmó la candidata a reelección, Ana Llao.

“A una semana de las elecciones no están definidas todas las mesas de votación, las comunidades preguntan y no está la información. A eso se suma el desorden del padrón característico, un problema de larga data que no se ha corregido. Hemos planteado este tema varias veces, por lo que pareciera que la disposición conversar es sólo parte del discurso”, añadió.

Po su parte, el dirigente aymara-quechua, Ariel León, quien compite como candidato urbano, advirtió que pese a tener antecedentes, no se han tomado las precauciones para evitar fraudes: “En lo particular la elección se ve incluso con un panorama peor que las anteriores. La Conadi ya anunció que las mesas sólo se van a concentrar en los lugares con altas densidades y no en las comunidades, con lo que no se está facilitando en voto. Paralelamente no se ve una superación de lo que ocurrió la elección pasada; las urnas van a seguir siendo de cartón, los candados van a seguir siendo huinchas de embalaje, por lo tanto, no va a ser fácil evitar que ocurran fraudes”, dijo.

En tanto, el vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, quien está al margen del proceso electoral, sostuvo que la elección de consejeros y la permanencia de esta institucionalidad son peligrosas.

Eso cuando, afirmó, “la Conadi se ha convertido en la amenaza más evidente a los derechos de los pueblos, al prestarse para la gestación del decreto número 66 que regula la Consulta Indígena y que deja nulo el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Sin embargo, los líderes indígenas coincidieron en señalar que no ven un futuro esperanzador, ya que, tanto el Ministerio, como el Consejo de Pueblos, también son iniciativas inconsultas, y el último además está diseñado como un organismo consultivo, no vinculante.