Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Migrantes acusan discriminación por parte de las AFP

El sistema de AFP en Chile retiene los fondos de pensiones de todos los migrantes que no tienen sus títulos profesionales o técnicos reconocidos en el país y quieran jubilarse en su país de origen. Organizaciones de migrantes solicitaron al Congreso responder por esta situación que consideran como un abuso y un acto de discriminación.

Natalia Figueroa

  Domingo 3 de abril 2016 9:38 hrs. 
migrantes_cartel



Sólo los migrantes que tengan reconocidos sus títulos profesionales o técnicos en Chile pueden retirar sus fondos de pensiones del sistema de AFP para jubilarse posteriormente en su país de origen. Esta es una de las cláusulas establecidas en los Convenios de Seguridad Social, regulado por la Superintendencia de AFP, que restringe el acceso al traslado de los ahorros previsionales.

Además, deben contar con la afiliación en el país de origen antes del contrato de trabajo en Chile, que especifique que la persona se va a jubilar en ese lugar.

La organización Movimiento de Acción Migrante ha promovido modificaciones a la normativa a través de la propuesta de ley “Agenda Corta sobre Migración”. A finales de 2014, se presentó a la senadora socialista Isabel Allende un proyecto para eliminar la cláusula.

La parlamentaria presentó una moción al Congreso, sin embargo, se incluyó dentro de la comisión para la reforma al Sistema de Pensiones conocida como “Comisión Bravo” y no se abordó de manera particular.

Tatiana Albuja, vocera de la organización, explicó que esta situación es compleja para quienes residen durante años en un país, sin embargo, deciden volver a su país de nacimiento para jubilarse y pasar su vejez.

Al respecto, Tatiana sostuvo que si el sistema previsional fuera de reparto se entendería que es para el bien común, pero en realidad queda para el sistema privado.

En general, afirmó, que es un desincentivo para el migrante que trabaja por un sueldo bajo y que luego se le descuenta un dinero que, en definitiva, va a perder.

“Por ejemplo, una asesora de casa particular o una persona que esté ejerciendo como cajero y que no tiene su título reconocido acá en Chile. Quizás cotice seis millones de pesos y la AFP te va a decir que “no se está quedando con tu dinero” porque cuando cumplas 65 años puedes volver al país a retirar los fondos durante 30 años más. Te fijas, esas platas se están quedando acá a libre disposición de los fondos de pensiones”, explicó.

Mientras que Rodolfo Noriega, presidente del Comité de Refugiados Peruanos, sostuvo que es necesario una modificación general del sistema para que los migrantes también puedan recurrir a los fondos de pensiones como una “caja chica” si se enfrenta a problemas económicos, sobre todo, si desea volver a su país de origen.

“En el corto plazo tienes una cobertura que te la da el sistema previsional y te beneficias como todo trabajador, eso es bueno. El tema está cuando tienen una residencia acotada a un plazo mediano y tu retornas a tu país. Ahí depende de la existencia de algún convenio de tu país para que te reconozcan la pensión ahorrada y se te devuelvan los fondos a tu país de origen”, señaló el dirigente.

En 2015 el Ministerio del Trabajo creo la “Mesa Regional Laboral del Inmigrante” encargada de generar políticas públicas de inclusión y difusión de la normativa laboral y previsional entre los inmigrantes.

Sin embargo, las organizaciones solicitaron al Congreso responder por esta situación porque consideraron un abuso y un acto de discriminación que se retengan los fondos de pensión a los migrantes que además viven muchas veces en condiciones de vulnerabilidad y pobreza.