Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de octubre de 2022

Escritorio

Analistas afirman que CMPC busca lavar su imagen con reclutamiento de Vivianne Blanlot

El arribo de la presidenta del Consejo para la Transparencia, Vivianne Blanlot, al directorio de la Papelera generó una serie de críticas en la esfera política y reabrió el debate sobre el transito de funcionarios públicos al mundo privado.

Victoria Viñals

  Miércoles 6 de abril 2016 21:21 hrs. 
BLANLOT

Compartir en

Conocida como la Papelera, la empresa de la familia Matte se dedica, entre otras cosas, a la producción de papel higiénico, giro ampliamente cuestionado a propósito del caso de las colusiones.

Desde el Consejo de la Transparencia señalaron que el próximo 28 de abril, la presidenta dejará su cargo por el término de su periodo, pero que continuará trabajando como consejera del organismo. De hacerse efectiva la designación de Blanlot en la empresa CMPC, la ex ministra de Defensa ejercería de manera simultánea ambos cargos.

Actualmente, en nuestro país se permite realizar al mismo tiempo un cargo en un órgano público y otro en empresa privada. Las escasas excepciones a esta regla de facto se encuentran reservadas para ciertas autoridades que han ejercido cargos en entes fiscalizadores.

Al no cumplir ninguno de estos requisitos, la participación de Vivianne Blanlot en la Papelera no resultaría estrictamente ilegal, pero implicaría, a lo menos, conflictos éticos.

Chile no cumpliría los estándares internacionales en esta materia, pues la mayoría de las legislaciones y la recomendación de la OCDE es que medie un tiempo de dos años entre el ejercicio de un cargo y otro.

Lavado de imagen

El académico de la Escuela de Gobierno y Gestión Pública de la Universidad de Chile, Renato Garín, explicó que la designación de Blanlot no es el problema de fondo. A juicio del analista, el conflicto central en este asunto estaría determinado porque este tipo de prácticas han sido la tónica de los gobiernos de la transición.

“Es una puerta giratoria entre los directorios de las empresas y las diferentes instancias públicas, ha sido una práctica consustancial a la transición. Tanto personeros de la Concertación como personeros de la derecha han pasado fluidamente entre ambas instancias”.

Algunos ejemplos paradigmáticos de esta la llamada “puerta giratoria” serían los de Pedro Pablo Errázuriz, ex ministro de Transporte y militante de Evópoli, quien pasó de una semana a otra de ser ministro a gerente de la empresa Subus; y el caso de Alfredo Moreno ex canciller de Chile quien a los tres meses de haber dejado el ministerio se sumó como ejecutivo del grupo Penta.

Además, el académico explicó que a su juicio, la presidenta del Consejo para la Transparencia goza de una credibilidad que podría ser usada por la papelera para realizar un lavado de imagen después del escándalo por la colusión de precios en el papel higiénico, asunto por el cual está siendo investigada por la Fiscalía Nacional Económica y por la Cámara de Diputados.

“La Papelera está usando el capital social que es de todos los chilenos para su beneficio propio, para su lavado de imagen y si Vivianne Blanlot quiere colocar eso que es de todos los chilenos para beneficio de todos los chilenos y si no hay regla alguna que la sancione, que al menos renuncie. Ella está siendo un puente para que esa credibilidad que le otorga ser Presidenta de un órgano de Transparencia, sea usado por el grupo Matte para lavar su imagen, para vender confort”.

En este sentido, Paulina Ibarra, directora ejecutiva de fundación Multitudes rechazó que las acciones de Blanlot revistan un carácter ilegal o poco ético, afirmando que el enfoque debe estar puesto en recuperar la confianza de la ciudadanía.

Al ser consultada por la tesis del reclutamiento, Ibarra explicó que “Si ese reclutamiento de autoridades intachables de la sociedad civil va en pos del mejoramiento de la gestión de las empresas, de que tengan una posición más abierta, más corporativa desde el punto de vista de los intereses de todos sus accionistas y grupos de interés, a mí me parece estupendo, pero esperemos que sea eso y no un empuje para continuar haciendo incidencias de forma informal y tratando de influenciar los procesos institucionales”.

“Imprudente e impresentable”

Por su parte, el senador del partido socialista Alfonso de Urresti, afirmó que “Las instituciones como el Consejo para la Transparencia no pueden verse involucradas con gente que tiene la dedicación puesta en empresas que actualmente están siendo investigadas. Pienso que es totalmente imprudente e impresentable lo que la señora Vivianne Blanlot está realizando”.

Este jueves a las 10 y media de la mañana, el senador Alfonso De Urresti hará entrega en la oficina de partes de Consejo para la Transparencia, una carta donde hace presente el rechazo a la integración de la presidenta del Consejo de la Transparencia al directorio de CMPC. La misiva también estará firmada por el senador Alejandro Navarro y por los diputados Maya Fernández, Leonardo Soto, Daniel Melo y Daniel Núñez, todos miembros de la Nueva Mayoría.

 

Síguenos en