Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 2 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Proceso Constituyente: Observadores advierten desinformación ciudadana

El Consejo de Observadores para una Nueva Constitución advirtió desinformación ciudadana respecto del proceso constituyente a pocos días de iniciar la etapa participativa. Mientras que la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, ACCIÓN, plantearon que el Gobierno “infantiliza” a la ciudadanía, a través de caricaturas, en sus referencias a la Nueva Constitución.

Natalia Figueroa y Raúl Martínez

  Miércoles 13 de abril 2016 19:35 hrs. 
Constitución


Los integrantes del Consejo de Observadores para una Nueva Constitución recibieron con molestia el anuncio del Gobierno sobre el material audiovisual de la campaña informativa relativa al proceso constituyente.

La campaña comunicacional impulsada por el Ejecutivo integra un “docureality”, cuya licitación se efectúo la semana pasada por 74 millones de pesos y fue adjudicada a la empresa Parox S.A. Recordemos que desde la oposición presentaron un oficio ante la Contraloría para verificar la legalidad de esta licitación.

Los consejeros no tuvieron oportunidad de debatir este mecanismo informativo, que fue dado a conocer por la prensa, y que tampoco se les ha mostrado. El vocero de Gobierno Marcelo Díaz dijo que tenía toda la disposición para hablar con los consejeros aunque, a su juicio, todo fue resuelto de común acuerdo.

Para Salvador Millaleo, consejero y académico de la Universidad de Chile, la campaña de difusión se hace muy necesaria, aunque el presupuesto asignado a las comunicaciones, a su parecer, debería incrementarse porque todavía existiría mucha desinformación ciudadana a pocos días de iniciar el proceso participativo.

“Nuestro temor es que en las primeras semanas hayan pocos encuentros debido a la falta de información. Una de las razones por las cuales cambiamos el proyecto del gobierno es que contemplaba sólo un mes de encuentros locales y nosotros lo extendimos a dos meses para que la gente que no tenía mayor información se motivara con los primeros encuentros”, explicó.

Sin embargo, esta campaña informativa fue cuestionada por parte de la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, ACCIÓN. Su presidenta Francis Valverde sostuvo que es un error apostar por una iniciativa que pretenda informar, sino que debería estar enfocada en convocar a la participación ciudadana.

Además, aseguró que el Gobierno “infantiliza” a la ciudadanía en sus referencias a la Nueva Constitución, por medio del uso de caricaturas y frases, que hacen alusión a contextos inapropiados a nuestra cultura.

“Es una campaña extremadamente ‘infantilizadora’ de los sujetos sociales. Creemos que a esta altura es una falta de reconocimiento a la capacidad de las personas que se asuma que nadie entiende nada y, además, se hacen metáforas que son de difícil comprensión para los adultos”, indicó.

Durante esta jornada inició la inscripción para participar de los cabildos ciudadanos en la página www.unaconstituciónparachile.cl. Este es uno de los mecanismos de participación planteado por el Ejecutivo, además de los encuentros locales, cabildos provinciales y regionales que se realizarán con posterioridad.

Molestia en Chile Vamos con proceso constituyente

Con duras críticas, parlamentarios de Chile Vamos rechazaron el proceso constituyente convocado por el Gobierno y que fue impulsado en una cadena nacional por la Presidenta Michelle Bachelet.

El diputado de Renovación Nacional Germán Becker, rechazó la difusión mediática de la campaña, donde se obliga a los canales a publicitar el proceso, además de lamentar la falta de información que se ha registrado por parte del Ejecutivo.

Becker indicó que “este proceso ha sido súper poco transparente. Del Consejo de Observadores hay algunos que han renunciado y este Consejo de Observadores la verdad es que finalmente observa por la prensa lo que está pasando en el proceso constituyente. No saben el listado de los facilitadores, supieron recién de este ‘docureality’ a través de la prensa, en circunstancias que los observadores deberían saber todo esto mucho antes, porque ellos son los que dan la transparencia al proceso”.

Mientras, el senador y presidente de la UDI, Hernán Larraín, sostuvo que el proceso “huele a pescado”, donde además se pasa a llevar la libertad de expresión.

Esto porque a juicio del parlamentario, no se asegura que todos los sectores den a conocer su punto de vista frente al cambio de la constitución.

“La Presidenta en cadena nacional invita a discutir una nueva Constitución y manda a sus ministros a recorrer el país para predicar la buena nueva. ¿Pero no íbamos a discutir sobre qué cambios constitucionales quiere el país, es decir un proceso abierto de participación? La Presidenta utiliza cadena nacional y va a haber franja para que transmitan los avisos que la televisión está obligada a hacer, propuestos por el Gobierno y van a hacer un ‘docureality’. Bueno, ¿dónde está la simetría de información?”, se preguntó el legislador.

Larraín agregó que como bloque presentarán en las próximas semanas una propuesta de reforma a la Constitución Política, que recordemos fue articulada por el fundador de la UDI, Jaime Guzmán.

Mientras, la diputada Karol Cariola del Partido Comunista, refutó las críticas de Chile Vamos y aseguró que se trata de un rechazo que busca impedir los cambios a una carta fundamental hecha en dictadura.

“A nadie le sorprende que la Alianza esté defendiendo la constitución que ellos han resguardado durante estos más de 27 años de democracia, o pseudo democracia. Una democracia más bien tutelada por una Constitución que fue impuesta por la Dictadura y que ellos claramente quisieran que se mantuviera. Yo espero que haya sectores de la Alianza que se dispongan a contribuir y a participar de este proceso más que a tirar la piedra desde la vereda del frente y cuestionarlo todo”, subrayó Karol Cariola.

La parlamentaria manifestó su respaldo a la fórmula planteada por el Ejecutivo de convocar a encuentros y cabildos abiertos, lo que a su juicio asegura una mayor participación de la ciudadanía para modificar la Constitución.