Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Ministro Undurraga: “Se requieren más inversiones para evitar emergencias”

En entrevista con Radio Universidad de Chile el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, se refirió a las responsabilidades del Estado en el marco del anegamiento de la comuna de Providencia generado por la intervención del Río Mapocho que realizaban las empresas Costanera Center y Sacyr, como firma concesionaria.

Paula Correa

  Lunes 18 de abril 2016 17:21 hrs. 
Undurraga

Según sostuvo el titular del MOP, a los organismos públicos sólo les compete controlar las inversiones de las empresas y fiscalizar si el protocolo ante emergencias se ejecuta de forma adecuada.

“Adicionalmente uno se pregunta si, aun si las inversiones hubieran estado hechas, ¿no se requieren mayores inversiones en la Región Metropolitana? Evidentemente que sí. Aquí está en el plan de mediano plazo (y eso tiene fecha de término los próximos años), un embalse aguas arriba de la planta, que permita tener agua acumulada y que nos dé una autonomía de 36 horas”, sostuvo.

Hoy la norma habla de una autonomía de dos horas, y se exigió un conjunto de inversiones para llegar a nueve horas, lo que representa una mejoría, pero, según afirmó Undurraga, “es insuficiente para eventos de esta naturaleza”. Para el secretario de Estado es importante que se sigan ampliando las capacidades, ya que la ciudad sigue creciendo.

Más tarde, Alberto Undurraga reiteró que de acuerdo a la información que actualmente manejan, la responsabilidad por los anegamientos en el sector de Providencia es de la empresa contratista Sacyr, así como de la mandante Costanera Norte

Por otro lado, el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), anunció que oficiará a las empresas sanitarias, de electricidad como Chilectra, así como a Costanera Norte, acciones que realizará en coordinación con la Superintendencia de Servicios Sanitarios y la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC).

Mientras, desde las redes sociales se convoca a una funa a Aguas Andinas para este miércoles a las 12.00 horas frente a su casa matriz, ubicada en Presidente Balmaceda 1398, Santiago.

Presidenta FECh: “No es suficiente dar alertas”

“No basta con culpar a la empresa privada o decir que se asume la autocrítica”, afirmó la Presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Camila Rojas, cuestionando el balance que han realizado las distintas autoridades del manejo de la emergencia ante el frente de mal tiempo en la zona central del país.

La dirigenta sostuvo que no se puede advertir a los privados y luego responsabilizarlos sin siquiera contar con el aparato público necesario para fiscalizar y cursar las sanciones correspondientes.

“Es insuficiente dar alertas porque el desastre pasa igual. No basta porque si no se toman las medidas, si no se sanciona, los hechos que se viven terminan perjudicando a mucha gente. Aquí vemos a un Estado que ni siquiera le alcanzan las competencias para regular bien”, afirmó.

Además, criticó la cobertura de los medios de comunicación, al afirmar que “la imagen del Costanera Center es importante, pero no puede ser el único foco de la noticia”.

En ese sentido, Camila Rojas puso el énfasis en las atribuciones que tienen las empresas: “Hubo cortes de agua y es en gran medida por la construcción de Alto Maipo con Luksic involucrado y, por otro lado, a una Costanera Norte que no se hace cargo de las inundaciones. Son, finalmente, obras privadas perjudican a toda la ciudadanía”, dijo.

La dirigenta recordó que la FECh está coordinada con las otras federaciones de la Confech funcionando como centro de acopio de bienes de primera necesidad para los afectados por las lluvias.

Así, la Casa FECh ubicada en la Calle Periodista José Carrasco Tapia N°9, está recibiendo agua embotellada, alimentos no perecibles, útiles de aseo, carbón y nylon, entre las diez de la mañana y las 19 horas.

En ese sentido sostuvo que se están haciendo cargo de una cuestión material, pero también les parece relevante instalar los temas de fondo  y “dar cuenta de que el Estado no está cumpliendo su rol de garante y que todos nuestros derechos están privatizados”.