Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Pobladores protestan por retraso de proyecto habitacional en Maestranza San Eugenio

Un grupo de personas del movimiento de pobladores Ukamau protestó este jueves en la Alameda, para reclamar por la ineficiencia por parte del Serviu Metropolitano que no ha dado respuesta a la solicitud de autorización para la construcción del proyecto habitacional Maestranza San Eugenio Doris González, vocera del movimiento advirtió que continuarán las protestas hasta que haya una respuesta clara por parte dela autoridad

Camila Medina

  Jueves 5 de mayo 2016 17:54 hrs. 
Ukamau


Un grupo de personas del movimiento de pobladores Ukamau protestó este jueves en la Alameda, para reclamar ante la ineficiencia por parte del Serviu Metropolitano, que no ha dado respuesta a la solicitud de autorización para la construcción del proyecto habitacional Maestranza San Eugenio.

Se trata de un proyecto de viviendas sociales autogestionado por los vecinos que beneficiará a más de cuatrocientas familias. El director del Servicio de Vivienda y Urbanismo, Alberto Pizarro, comprometió a principios de abril avances, pero hasta ahora no ha habido respuestas claras por parte de la autoridad. Así lo señaló Doris González, vocera del movimiento Ukamau, quien advirtió que este fue el puntapié inicial de otras manifestaciones.

“Hemos trabajado por más de cinco años este proyecto que es inédito para la política habitacional en Chile, y nos han entregado nulas respuesta sobre el avance de este proyecto. Y eso tiene que ver con la nula voluntad política que tienen con los vecinos, pero cuando se trata de las inmobiliarias, las grandes empresas, agilizan cualquier tema pendiente que tengan con ellos”.

González explicó que en octubre del año pasado el movimiento de pobladores Ukamau ingresó al Serviu el proyecto de vivienda social que se materializaría en la Maestranza San Eugenio, terreno de la Empresa de Ferrocarriles del Estado y por el cual vienen luchando desde 2011.

“Es un proyecto de autogestión que ha sido levantado desde el movimiento de pobladores. No estamos pidiendo ningún regalo. Hemos trabajado por esto, hemos obtenido subsidios, las familias tienen los ahorros suficiente y cumplen con cada uno de los requisitos conseguimos que se expropiara una pequeña franja de terreno para que se construyeran estas viviendas”.

La dirigente acusó que el Serviu encargó por segunda vez un estudio de impacto ambiental que ya estaba listo desde 2013 y que los arquitectos han ingresado el proyecto técnico hace dos meses sin tener respuesta todavía.

Los vecinos anunciaron que radicalizarán sus protestas y exigen una respuesta por parte de la institución para destrabar la construcción de más de cuatrocientas viviendas sociales que fueron pensadas y gestionadas por ellos mismos.