Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

El Supremo suspende al diputado Cunha, impulsor del ‘impeachment’ contra Dilma

El juez decide suspender al poderosos presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, por obstruir las investigaciones en su contra en el marco del escándalo de corrupción Petrobras. Cunha, de 57 años, es el segundo en la sucesión presidencial si Dilma Rousseff es destituida.

RFI

  Viernes 6 de mayo 2016 10:31 hrs. 
eduardo cunha


El magistrado del Tribunal Supremo, Teori Zavascki ha emitido una medida cautelar por la que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, queda suspendido de su mandato y apartado de sus funciones.

Los motivos son varios. Desde su imputación por delitos de corrupción y blanqueo de capitales en la denominada investigación Lava Jato que investiga la trama corrupta en Petrobras a presuntas tentativas de Cunha de obstaculizar, desde su posición como presidente de la Cámara baja, las investigaciones que le afectan.

La Corte Suprema también argumenta que una persona que está en esta situación judicial tan delicada no puede ser en ningún caso el segundo en la línea sucesoria de la Presidencia de la República. En un momento en el que el mandato de Dilma Rousseff está pendiendo de un hilo y días antes de que probablemente el Senado decida iniciar un juicio político y su destitución temporal durante 180 días.
En las próximas horas, el pleno de la Corte Suprema, compuesta por 11 magistrados, analizará está medida cautelar y emita una decisión definitiva sobre la suerte de Cunha que podría abandonar definitivamente sus funciones hoy mismo.

Su sustituto interino en la presidencia del congreso es Waldir Maranhao, un diputado qua además también está siendo investigado en el marco de la operación Lava Jato por presuntos delitos de corrupción.

La suspensión de Cunha cobra especial importancia hoy puesto que ha sido desde hace meses el impulsor en la sombra del proceso de impeachment en el Congreso contra Dilma Rousseff. Mucha gente en Brasil no entiende, cómo una persona imputada por corrupción y blanqueo de capitales ha podido llevar las riendas de este proceso trascendental para el futuro del país.