Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de octubre de 2019

Escritorio

Fracasa díalogo con el gobierno e insurrección en Chiloé continúa

Reuniones y el levantamiento de los cortes de rutas marcaron la jornada de ayer en el conflicto que vive la gente de la isla de Chiloé. Sin embargo, las barricadas se repusieron durante la tarde mientras en Puerto Montt fracasó la reunión entre el gobierno y los dirigentes de los pescadores.

Camila Medina

  Viernes 6 de mayo 2016 8:23 hrs. 
chiloe

Durante la madrugada de este jueves se quebró la mesa de diálogo entre pescadores y el Gobierno. Así lo anunció el ministro de economía, Luis Felipe Céspedes, luego de sostener una reunión de nueve horas con los dirigentes de los pescadores en la Intendencia de Puerto Montt.

Los pescadores rechazaron la oferta del Gobierno consistente en un “bono solidario de 300 mil pesos correspondiente a los meses de abril y mayo y luego un aporte de 150 mil pesos por tres meses”, para las familias afectadas por la marea roja. Al respecto, el ministro de economía señaló que esta fue la oferta final del Ejecutivo.

Según el ministro el quiebre del diálogo se produjo porque algunos dirigentes incluyeron temas que no correspondían a la mesa.

El dirigente de los pescadores y vocero de la mesa negociadora, Pablo Oyarzo, señaló que al no existir ningún documento firmado, todo se pospone para hoy viernes y que la movilización continúa.

Recordemos que ayer debido al inminente desabastecimiento de combustibles y alimentos en la zona luego de cuatro días de protestas, los pescadores artesanales organizados en Ancud permitieron el acceso a la isla por el Canal de Chacao, mientras se mantuvieran las negociaciones.

Los demás accesos a la isla continúan bloqueados por los vecinos en señal de protesta ante las respuestas del Gobierno que consideran insuficientes. A esto se suma la suspensión de clases en 90 establecimientos de la zona, medida que se mantiene debido a los problemas de acceso en las rutas.

El presidente de la Corporación de pescadores artesanales Río Grande de Ancud, Rubén García, dijo que la zona está ante una hecatombe y criticó las propuestas del Gobierno.

Por otro lado, La alcaldesa de Ancud, Soledad Moreno, anunció que este viernes interpondrán una demanda a Sernapesca por la responsabilidad de haber permitido verter en el océano los salmones muertos y una querella contra quienes resulten responsables de esta contaminación. Así también presentarán una demanda medioambiental en Valdivia.

Desde Valparaíso alguno parlamentarios han manifestado su rechazo a la forma en que el Gobierno ha enfrentado la crisis en Chiloé. El miércoles estaba acordada una sesión especial en la Cámara de Diputados con algunos ministros, para llegar a acuerdo respecto de los presupuestos destinados a esta emergencia. Sin embargo la reunión fue suspendida porque los secretarios de estado no se presentaron.

El diputado de la democracia cristiana y representante de la región, Sergio Ojeda, dijo estar sorprendido ante esta suspensión y señaló que hay muchas formas de sacar recursos para enfrentar la emergencia “se deberán implementar otras ayudas financieras a través de Corfo, bancos o el 10% del cobre, se pueden sacar recursos de muchas partes”, aseguró.

En conversación con el programa Política en Vivo de Radio Universidad de Chile, el diputado del Partido Socialista y presidente de la comisión de pesca, Fidel Espinoza, calificó esto como una falta de respeto y criticó que el gobierno no sea capaz de dimensionar la gravedad de la crisis.

El diputado anunció que la sesión se realizará próximo martes a las cuatro de la tarde y dijo que espera que de ahí salgan soluciones concretas a esta situación que se está tornando insostenible

Además, durante la jornada de este jueves se realizaron diversas manifestaciones en apoyo a los afectados de Chiloé. En Puerto Montt se realizó el cierre emblemático de los cincos mercados que abastecen la ciudad, mientras que en Santiago hubo una manifestación en Plaza Italia.

Se espera que a las 10 de esta mañana se realice una nueva reunión entre los representantes del Gobierno y de los pescadores artesanales, para evaluar si finalmente habrá una solución al conflicto que mantiene paralizada a toda la región con un fenómeno que ha sido calificado como el más grave que ha tenido la zona en los últimos cincuenta años.