Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Defendamos Chiloé: “Chile debe entender que esta es la gota que rebalsó el vaso”

La movilización iniciada por los pescadores de Chiloé ha develado una serie de demandas postergadas por años en la zona. Juan Carlos Viveros del Movimiento Defendamos Chiloé asegura que el archipiélago “es una olla a presión a punto de explotar”.

Claudio Medrano

  Sábado 7 de mayo 2016 11:26 hrs. 
chiloe

“Chile debe entender que lo que estamos viviendo en la Isla es la gota que rebalsó el vaso”, afirmó en conversación con el Diario Electrónico, el vocero del Movimiento Defendamos Chiloé, Juan Carlos Viveros.

Para el dirigente, lo que estamos presenciando es “la destrucción ambiental de Chiloé por el vertimiento indiscriminado de salmón podrido en nuestras aguas (…) acá debe haber una mesa de negociación en la que estemos todos los sectores incluidos para tratar el problema”.

El dirigente sostuvo que en Chiloé el problema no se circunscribe a la situación que viven los pescadores: “acá hay un frustración que se arrastra por décadas de temas que no han sido resueltos por las autoridades”.

“No corresponde que las autoridades digan que la gente de Chiloé quiere volver a la normalidad porque somos nosotros quienes mantenemos tomada la Isla”, agregó Viveros.

El representante del Movimiento Defendamos Chiloé, se refirió a las carencias que actualmente vive la zona, “la situación nuestra es de abuso, Chile debe entender que ésta es la gota que rebalsó el vaso. Son 30 años de abusos con un sistema de salud destruido, una educación pública inexistente, donde hay 40 islas que no tienen cómo trasladar a sus enfermos a un hospital”.

Juan Carlos Viveros insistió en los efectos provocados por la industria salmonera en la zona: “Nosotros hemos tenido que ver cómo, durante 20 años, las salmoneras han destruido nuestras aguas con su contaminación, ésta es una olla a presión que explota luego del vertimiento de toneladas de salmón muerto que produce ácido sulfhídrico que mata a los peces”.

El dirigente aclaró que como comunidad no responsabilizan a las salmonera de la aparición de la Marea Roja, sino que de la mortandad de peces y mariscos, “nunca antes se había visto ese fenómeno acá”, recalcó.

Para Viveros el conflicto en el archipiélago continuará hasta que no se concrete una mesa de negociación que incluya a todos los sectores de la Isla y no solo a los pescadores, “estamos organizando una mesa social con un petitorio propio, lo inmediato es resolver las demandas de los pescadores, pero el tema de fondo va más allá”.

“Si no se da un diálogo fluido es porque el gobierno no conversa, no dialoga, esto se viene advirtiendo hace mucho tiempo a las autoridades, cuando revienta esta burbuja, revienta de esta manera porque nunca ha habido un acercamiento real”.

Finalmente, respecto de la presencia policial en la zona, el dirigente señaló que “es una vergüenza porque nuestra gente no está armada, son familias completas, niños, abuelos, no se justifica la presencia de Fuerzas Especiales en Chiloé”.