Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Sernageomin destaca política preventiva a ocho años de erupción del volcán Chaitén

A siete años desde que fue solicitado por la Presidenta Michelle Bachelet en su primer gobierno, la Red de Vigilancia Volcánica del Sernageomin hizo una evaluación positiva de su gestión a partir del trabajo de coordinación con municipios, Onemi y otros organismos para mitigar los impactos de este tipo de emergencias.

Constanza Sáez

  Domingo 8 de mayo 2016 11:38 hrs. 
volcan chaiten


El Volcán Chaitén hacia erupción en 2008,  después de siglos sin actividad palpable.  En el Servicio Nacional de Geología y Minería no existía certeza de cuál de los volcanes, si el Chaitén o el Michinmahuida, era el que estaba en actividad, todo esto por los precarios instrumentos de vigilancia con los que contaban en esa época.

Rodrigo Álvarez, director de Sernageomin,  consideró que ante eventos recientes como la actividad en el volcán Villarrica el año pasado, la Red ha generado una alerta preventiva real y tiene impacto en la comunidad.

“Nosotros tenemos habitualmente volcanes que están con un grado de actividad y nosotros de inmediato lo ponemos en alerta, se activa el sistema de protección civil, y es así como se toman mejores decisiones cuando hay mayor información”, afirmó.

Chile es uno de los países con más volcanes activos, 90 en total y cada uno con diferentes niveles. En este contexto, Álvarez agregó que la red se vuelve fundamental para proyectar planes en conjunto con las municipalidades.

“En los años 70, la erupción del Villarrica dejo más de 81 muertos, el hecho de tener esta red que monitorea, que te da alertas previas, que pone restricciones al acceso el volcán hace que a pesar de tener dos erupciones importantes no hay vidas humanas que lamentar, y estamos orgullosos de ello”

Para el geólogo y jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin, Luis Lara este avance en el monitoreo permite estudiar el comportamiento volcánico del país y estar preparados.

“En términos prácticos se ha traducido en un incremento significativo en un número de estaciones, en esa época habían entre ocho o diez estaciones, básicamente sismómetros. Hoy día tenemos alrededor de 350 instrumentos a lo largo del país y 43 volcanes tienen un sistema de monitoreo en tiempo real”, recalcó Lara.

Solo queda esperar si los diferentes instrumentos que hoy se utilizan para monitorear estas actividades son efectivos a la hora de manejar información de una próxima erupción. Esto, considerando la magnitud destructiva que tuvo hace casi una década el volcán Chaitén.