Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de noviembre de 2019

Escritorio

Nuevo Escándalo: Ex presidentes reciben sueldos millonarios

La “dieta” que reciben los ex presidentes de la República, es el nuevo foco de críticas al interior del Congreso, ya que además de los 9 millones de pesos que reciben por este concepto, se deben agregar los gastos de traslado y "mantenimiento de oficina" que suman otros 6 a 8 millones. Es “escandaloso”, señalaron desde el Parlamento.

Paula Correa

  Martes 10 de mayo 2016 17:01 hrs. 
15 Mayo de 2014/SANTIAGO
Los ex Presidentes de la República, Ricardo Lagos (c), Eduardo frei (i) y Sebastián Piñera (d), se refieren a la reunión con la actual y ex Presidentes de la República, donde abordaron la demanda Boliviana ante La Haya.
 FOTO: SEBASTIÁN RODRÍGUEZ/AGENCIAUNO

Como “escandaloso” consideraron algunos parlamentarios el ingreso que actualmente reciben los ex presidentes en Chile. De acuerdo al último informe de la Cámara Alta, el Senado desembolsó casi 67 millones de pesos en las dietas de Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera.

Y es que de acuerdo a los artículos 30 y 60 de la Constitución Política los ex mandatarios deben percibir una renta vitalicia equivalente a la remuneración de un ministro o parlamentario, las que van entre los nueve millones cien mil pesos, además de asignaciones por concepto de traslado y mantenimiento de oficinas, de entre seis y ocho millones.

Es por ello que la UDI envió este martes una carta dirigida a la Presidenta Michelle Bachelet donde se solicita a la Mandataria impulsar una normativa que libere al Congreso del pago de las dietas que todos los meses reciben los ex presidentes de la República.

El diputado comunista Hugo Gutiérrez afirmó que está contento con lo que está haciendo la UDI porque este partido está preocupado de que el próximo Parlamento chileno, que no se va a elegir más con el sistema electoral binominal que ellos crearon, tenga los recursos necesarios para enfrentar las remuneraciones de los próximos parlamentarios. “Yo creo que eso es una sana preocupación”, afirmó.

Sin embargo, el diputado sostuvo que “siempre como este partido anda en la maldad, plantea esto con el afán de hacer ver que los problemas que tiene el país y las soluciones que permitirían recuperar la credibilidad, pasan por el congelamiento de las remuneraciones del sector público, pero créanme que esa no es la solución”.

El diputado sostuvo que la UDI, como siempre, está desviando la atención y añadió que el problema de fondo es que los representantes populares en el Parlamento no representan a la ciudadanía, sino que han representado los intereses de las empresas. En esa línea, Gutiérrez indicó que “la UDI ha sido, sin duda, el principal partido que ha hecho esa representación”.

Por su parte, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, sostuvo que no tiene ningún problema para avanzar en acotar las dietas y viáticos que puedan recibir los ex mandatarios, pero indicó que le va a creer a la UDI “cuando esté disponible a discutir y votar el proyecto que presentaron para reducir la dieta parlamentaria”.

En ese sentido, Jackson apuntó a los ingresos que gozan los propios integrantes del Congreso Nacional: “Nosotros hemos dicho, desde el minuto en que se aprobó el cambio al binominal, que no se requiere incurrir en más gastos si es que somos capaces de aterrizar las dietas parlamentarias que hoy gozamos los parlamentarios a un estándar internacional”.

El diputado añadió que “hoy somos el país que más le paga dentro de la OCDE a los parlamentarios en ejercicio como sueldo, (que en este caso se llama dieta) y si se disminuyera a la mitad, lo que sigue siendo un tremendo sueldo, llegaríamos a estar dentro de los cuatro o cinco países que más le pagan a los parlamentarios dentro de esta organización, por lo tanto nadie podría esgrimir que eso sería un sueldo reguleque”.

El ex dirigente estudiantil hizo un llamado a que no impere la cobardía en el poder legislativo y que, después de dos años de ser presentado, este proyecto se ponga en tabla y se discuta.

Jackson añadió que “quienes tengan reparos con la iniciativa lo digan y voten, porque los chilenos se merecen que se revise este asunto y no se siga haciendo desconocimiento de una propuesta que busca que el servicio público esté, efectivamente, al servicio de la ciudadanía”.