Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de mayo de 2022

Escritorio

Ataque a mujer en Coyhaique pone en entredicho prevención de violencia intrafamiliar

El ataque contra Nabila Rifo en Coyhaique reinstaló el debate por las reformas y políticas públicas necesarias para enfrentar la violencia contra las mujeres. “Estamos trabajando para evitar que sigan sucediendo hechos tan brutales”, señaló la ministra del Sernam.

Tania González

  Lunes 16 de mayo 2016 19:40 hrs. 
Coyhaique

Este fin de semana una mujer de 28 años, identificada como Nabila Rifo, sufrió una brutal golpiza en Coyhaique, en la que uno o más sujetos todavía no identificados le fracturaron la mandíbula, el cráneo y arrancaron sus ojos, para posteriormente abandonarla en la calle para que muriera. Por sus características, el ataque se enmarcaría en un contexto de violencia intrafamiliar.

El caso llamó la atención pública y generó movilizaciones sociales en contra de la violencia hacia las mujeres. “Estoy indignada con esa cobardía. Rechazo y condeno enfáticamente esta agresión que afecta a Nabila y a toda su familia, sé que todos nuestros compatriotas comparten lo que estoy diciendo. No vamos a tolerar este tipo de ataque, estamos trabajando duro con pasos concretos para ponerle fin a la violencia de género que hoy vuelve a mostrar su peor cara”, expresó durante este lunes la Presidenta Michelle Bachelet.

Aunque todavía no hay formalizaciones, la Fiscalía en sus diligencias constató una denuncia por amenaza realizada el año pasado contra la pareja de la víctima, Mauricio Ortega, quien fue interrogado y se presume como principal responsable del hecho.

La abogada de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres, Silvana Del Valle, comentó que luego de la denuncia de 2015, a Ortega se le obligó a asistir a unos cursos contra la violencia, medida a todas luces inefectiva. “Nabila tiene solamente 28 años y tiene una hija de 14, lo que intriga es que ella tuvo alguna clase de violación impropia. Ella fue madre en contexto que su libertad sexual estaba claramente vulnerada”, agregó.

La abogada recordó otros casos similares en que los jueces han advertido que las denuncias anteriores de las víctimas, familiares o testigos, son claves en las investigaciones y sanciones: “La mitad de las víctimas de femicidio han hecho denuncias con anterioridad. Entonces, nos encontramos ante una denuncia que evidentemente no está resultando efectiva para las víctimas. En casos pasados el asunto se toma como violación de morada, no como femicidio frustrado y Nabila ya habría sido víctima de esto si lo consideramos en forma estricta”.

En esta línea, la representante de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres no tiene grandes expectativas sobre la condena y la respuesta institucional que se haga al ataque cometido contra Nabila.

La agresión también causó revuelo en el Congreso. Diputadas de la UDI citarán a la Comisión de Familia a la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, para que de cuenta de cómo se están desarrollando las políticas públicas de prevención de violencia.

La parlamentaria Claudia Nogueira reprochó que todavía no se vean reformas a la Ley de Violencia Intrafamiliar anunciadas por el Gobierno, mientras que en lo que va del año ya son 14 los femicidios: “No hay una prevención con recursos, con estrategias, con una política bien armada, con un llamado a todas a poder opinar sobre cómo se previene de mejor manera la violencia. En ese sentido, con programas dirigidos a la infancia temprana en los colegios desde la educación preescolar donde se valore al ser humano tal cual es, está ausente en todas las políticas públicas educacionales”.

Respecto del caso de Nabila, la ministra del Sernam aseguró que se harán parte de la querella contra quienes resulten responsables y que se está trabajando “para evitar que sigan sucediendo hechos tan brutales”.

También resaltó que se están tomando acciones correspondientes al circuito de femicidios con Carabineros, la Fiscalía y el Servicio Nacional de Menores para apoyar a los hijos e hijas menores de edad.