Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Francia espera la Eurocopa en medio de protestas y amenazas terroristas

Este viernes comienza en Francia la Eurocopa de fútbol, torneo que reunirá a las 24 mejores selecciones del continente. Pero la atención, lejos de estar centrada en el deporte, se concentra en los efectos que puede tener para la organización las protestas ciudadanas por la Reforma Laboral y la amenaza terrorista.

Claudio Medrano

  Jueves 9 de junio 2016 13:16 hrs. 
eurocopa





A 24 horas que comience en Francia una nueva edición de la Eurocopa de naciones la atención de los franceses parece estar más cerca de lo extradeportivo que de lo estrictamente futbolístico.

Esto porque la organización de este campeonato ha estado marcada por la protestas que sacuden al país en contra de la Reforma Laboral que impulsa Francois Hollande y de la amenaza terrorista que cierne sobre el país con el temor de repetir los hechos de noviembre de 2015.

De hecho, en la previa de este torneo, empleados de ferrocarriles bloquearon una de las estaciones donde se estaba exhibiendo el trofeo de la Eurocopa, en una de tantas acciones que se han realizado en las últimas semanas en el contexto de las movilizaciones.

Además el sindicato de Air France anunció una paralización de tres días, a partir del próximo 11 de junio, cuando el campeonato ya esté en marcha.

Francois Grasa, representante del Sindicato Fuerza Obrera, explica algunas de las razones que han impulsado las movilizaciones, “tenemos dos razones para protestar, la Reforma Laboral y las futuras desregulaciones a la empresa estatal de ferrocarriles”.

Lo cierto es que las movilizaciones ya han provocado algunos trastornos, por ejemplo, en el aseo de la ciudad, esto porque los sindicatos de recolectores de basura se han plegado a las paralizaciones.

Pero pese a todo el gobierno insiste en que la situación es de normalidad como afirma el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, “los transportes públicos circulan, los sitios de aprovisionamiento están despejados entonces está todo dado para que tengamos un gran evento deportivo”.

Otro aspecto que preocupa es la seguridad, sobre todo luego de los atentados que afectaron a París en noviembre de 2015. Se desplegarán cerca de 90.000 policías, gendarmes y agentes de seguridad en los estadios y las ‘zonas de fanáticos, un “esfuerzo sin precedentes”, según el gobierno, que también está preparado para posibles enfrentamientos entre hinchas en partidos considerados de alto riesgo como el Alemania-Polonia o el Inglaterra-Rusia.

Respecto de la pertinencia de permitir estas zonas especiales para fanáticos se refirió la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, “decidimos mantenerla porque es mejor dominar el acontecimiento y tener una concentración de personas con un sistema protegido que tener diversas concentraciones, de un modo más anárquico, que sería difícil de controlar”.

Los accesos a los diez estadios sede de los encuentros –París, Saint Denis, Lille, Lens, Lyon, Saint Etienne, Burdeos, Toulouse, Niza y Marsella- estarán prácticamente blindados y, aunque nada es descartable, presentan un riesgo menor que las zonas de fanáticos, donde se darán cita al aire libre miles de aficionados.

La presión que ejercen los conservadores del partido de Nicolás Sarkozy para que se cierren no ha hecho cambiar de opinión al Gobierno, a pesar de que incluso el prefecto de Policía de París, Michel Cadet, llegó a pedir el cierre de la que se instalará a los pies de la Torre Eiffel.

La Eurocopa comenzará este viernes 10 de junio con el partido entre las selecciones de Francia y Rumania a las 15 horas de Chile.