Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

EEUU: Expertos proyectan impacto de tiroteo en candidaturas presidenciales

El tiroteo en una discoteca gay de Orlando fue tema obligatorio de la campaña presidencial de EE.UU. A juicio de Robert Funk, profesor de la Universidad de Chile, Donald Trump “transformó una tragedia nacional en algo que tiene que ver cien por ciento con él, lo que le restó cualquier beneficio político”.

Oriana Miranda y Gonzalo Castillo

  Lunes 13 de junio 2016 19:13 hrs. 
Atentado Orlando


El asesinato de cincuenta personas la madrugada del domingo en una discoteca gay en Orlando es el ataque más letal que se registra en Estados Unidos desde la caída de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, convirtiéndose así en un tema obligatorio de la campaña presidencial del país norteamericano.

“Desperté con la devastadora noticia de Florida. Mientras esperamos más información, mis pensamientos están con los afectados de este horrible acto”, escribió en inglés y en castellano en su cuenta de Twitter la candidata demócrata Hillary Clinton, quien posteriormente hizo hincapié en la necesidad de un mejor control de la venta de armas.

Por su parte, fiel a su estilo, el candidato republicano Donald Trump se felicitó. “Aprecio las felicitaciones por estar en lo cierto sobre el terrorismo islámico, no quiero felicitaciones, quiero más firmeza y vigilancia. ¡Necesitamos ser listos!”, reaccionó también en Twitter. Trump pidió además la renuncia del presidente Barack Obama, por no haber responsabilizado de la masacre al “Islam radical”.

Para el académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Robert Funk, “el tremendo error que cometió Trump fue irse no solamente por el lado negativo y responsabilizar a los musulmanes, sino que también por un lado muy egoísta. Transformó una tragedia nacional que tiene al país en luto y en shock en algo que tiene que ver cien por ciento con él. Eso le hizo bastante daño y en gran medida restó cualquier beneficio político que pudiese haber obtenido”.

En ese sentido, Funk explica que si bien el tiroteo en la discoteca gay sí cumple con las características para ser considerado terrorismo, la información recabada hasta el momento apunta a que se trataría de un ataque homofóbico inspirado por el odio y perpetuado una persona individual que actuó por cuenta propia influenciada por la ideología de Isis y no de una operación dirigida y coordinada por un grupo terrorista.

El académico de nuestra casa de estudios agrega que, cuando las poblaciones se sienten amenazadas, suelen optar por liderazgos más autoritarios y más populistas, lo que podría haber ayudado a Trump si él hubiese reaccionado de una forma más presidencial y hubiese dado un mensaje de unidad en vez de endurecer su mensaje contra la población musulmana y criticar al Presidente Obama, quien en general ha tenido una buena gestión.

En ese contexto, la candidata demócrata estaría valiéndose del ataque para pedir la restricción del acceso de las armas más peligrosas a terroristas y criminales, además de enviar un mensaje de solidaridad a la comunidad gay y llamar a la unidad nacional, cuestionando así las capacidades de Trump como líder.

“Hoy día ese estereotipo del gringo medio ignorante que vive en una zona rural, que anda con armas de fuego y que fácilmente podría votar por Trump es una minoría en Estados Unidos y ese es uno de sus principales desafíos, que no hay suficientes personas que voten por él desde el punto de vista demográfico”, apunta el académico, quien destaca que todas las encuestas favorecen a Hillary Clinton por sobre el candidato republicano, aunque haciendo la salvedad de que las elecciones no son nacionales sino que por Estado.

Para Cristóbal Rovira, director de Doctorado en Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, el atentado en Orlando va a endurecer el discurso xenófobo y autoritario de Donald Trump y además podría servir de aliciente a las teorías conspirativas como la supuesta condición de musulmán de Barack Obama, idea que una parte de la población estadounidense plantea y que lo haría responsable indirecto de la masacre.

Sobre el impacto en el electorado que podría tener el discurso de Trump a partir de este atentado, si bien Rovira coincide con Robert Funk en que es una parte pequeña de la población la que podría comulgar con estos preceptos, el riesgo estriba en la capacidad de movilización que tenga el magnate sobre estas personas y que efectivamente voten en las próximas elecciones, considerando la baja participación histórica que evidencian los procesos electorales estadounidenses.

“Lo que uno tiene que tener en consideración pensando en las elecciones el día de mañana es que la participación electoral en Estados Unidos es muy baja. Si es que Trump logra movilizar un segmento de los votantes que están a favor de sus ideas, aunque ese segmento sea el 25 por ciento de la población, si ese 25 por ciento va a votar por él y Hillary Clinton no logra movilizar a un 25 por ciento, puede terminar ganando Trump, aunque la participación electoral en ese juego aritmético sería menos del 50 por ciento de la población. Es una posibilidad”, señala.

Desde el punto de vista de Hillary Clinton, Cristóbal Rovira plantea que puede ser una oportunidad esta situación para plantear dos temas: el primero tiene que ver con el debate que existe en EEUU sobre la tenencia de armas y las restricciones que se quieren imponer, a pesar de la división que esto provoca en la población.

La segunda estrategia que podría adoptar Hillary Clinton, tiene relación con su apoyo a la población latina y las minorías, las que justamente fueron las víctimas en el atentado en Orlando, considerando las públicas polémicas en las que se ha visto envuelto Trump con esta parte de la población estadounidense.

“Hillary podría aprovechar la oportunidad para decir que ella es la candidata que, en estricto rigor, está a favor de la defensa de las minorías, de los inmigrantes y que este atentado nos pone sobre el tapete, a la ciudadanía norteamericana, la necesidad de defender con mucha más fuerza esos valores que forman parte de la tradición cultural norteamericana y eso obviamente sería una diferencia muy fuerte con el discurso de Trump”, finaliza.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.