Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de agosto de 2019

Escritorio

Trabajadores advierten “estallido social” si no se soluciona crisis salmonera

Trabajadores de la provincia de Llanquihue amenazan con un “estallido social” si no se soluciona la crisis que afecta al empleo en la zona producto del mal manejo de la industria salmonera. Por su parte el gobierno descarta alguna ayuda adicional para los cesantes del salmón.

Claudio Medrano

  Lunes 20 de junio 2016 16:57 hrs. 
Crisis Salmón

Crece la inquietud en la región de Los Lagos producto de los cientos de despidos que ha provocado la crisis que afecta a la industria salmonera y que amenaza con prologarse por unos meses más.

Dichos despidos, según la industria, se deben no sólo a la caída de los precios de venta que se ha registrado en el último tiempo, sino que también al florecimiento de algas contaminantes que han propiciado, entre otras cosas, la aparición de la marea roja.

Si bien desde la Subsecretaría de Pesca descartan que la aparición de la marea roja sea una buena excusa para justificar los despidos, lo cierto es que el problema persiste y por lo mismo, los trabajadores y los parlamentarios de la zona urgen por soluciones y ayuda.

Dentro de estas solicitudes está la entrega de algún subsidio o beneficio económico que vaya en apoyo de los miles de trabajadores que han perdido sus empleos, algo que fue descartado por el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

“En Chile se cuenta con una institucionalidad para enfrentar bajas en el empleo como las de este sector, que es el seguro de cesantía, no estando entre las opciones apoyo financiero directo del Gobierno”, advirtió el secretario de Estado.

Para los parlamentarios y el gobierno existe una clara responsabilidad de la industria en la crisis por la que atraviesa, debido a la decisión que se tomó luego de la aparición del virus ISA de aumentar la producción del recurso.

A juicio del diputado Iván Fuentes, es necesario que las empresas salmoneras actúen de manera responsable: “Estamos invitando a los empresarios a que lo hagan bien, si tienen un espacio para exportar cuarenta, ¿por qué envían sesenta? Todo lo contrario, si tienen ese espacio de mercado, exporten 35 y así tenemos un mercado apetente y no saturado”, señaló.

En tanto los principales afectados por la crisis, los trabajadores, acusan al gobierno de desestimar las advertencias que hicieron a comienzos de 2015 respecto de la crisis que se avecinaba.

Al respecto, el representante de la CUT en Llanquihue, José Pacheco, señaló que es probable que el malestar ciudadano en la zona se incremente de no haber respuesta por parte del gobierno: “Lamentamos de que aquellos que nos representan o el gobierno regional no hayan sabido defender estos temas, pero la crisis está golpeando fuerte a las familias y esto va a provocar un descontento social que derivarán en manifestaciones que veremos en los próximos meses”, advirtió.

Este fin de semana se llevó a cabo una reunión entre el gobierno y los trabajadores cesantes de la provincia de Chiloé sin que se pudiese alcanzar una solución.

Hasta la fecha, a más de un mes de “los acuerdos” firmados con el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes y el gobierno, las autoridades no logran ofrecer alternativas concretas y reales para la comunidad y sólo se otorgan 2 mil 600 cupos para cursos Sence, entre otras “migajas” según señalaban dirigentes que con expectativas asistieron al encuentro.