Diario y Radio U Chile

Año XI, 24 de agosto de 2019

Escritorio

Rechazo a reajuste del salario mínimo genera quiebre en la Nueva Mayoría

Con votos del Partido Comunista, la Cámara de Diputados determinó rechazar el reajuste al salario mínimo de 26 mil pesos en 18 meses que había sido propuesto por el Gobierno, a instancias de la DC.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 22 de junio 2016 16:12 hrs. 
Valparaíso, 22 de Noviembre de 2007 (UPI). La Cámara de Diputados aprobó el reajuste de 6,9 para el sector público. El proyecto acordado ayer por el gobierno y los trabajadores fue aprobado por la Cámara de Diputados y ahora está en manos del Senado.

Finalmente, la votación sobre la propuesta de salario mínimo del Gobierno fue rechazada por la Cámara de Diputados, con los votos de la oposición más la bancada del Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana, cuestión que generó ácidas críticas del resto de los partidos de la Nueva Mayoría hacia la colectividad liderada por el diputado Guillermo Teillier.

La propuesta del Gobierno, que recogió de lo planteado por la bancada de la Democracia Cristiana, estipula el incremento escalonado del salario mínimo desde los actuales 250 mil pesos hasta  los 276 mil pesos, esto en un lapso de 18 meses, medida que ya había sido objetada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) , que señaló que es una propuesta que intenta “embaucar a los trabajadores”, ya que sólo representa una aumento real de 750 pesos mensuales.

Si bien, el mensaje presidencial sobre el aumento del salario mínimo fue aprobado de manera general por los diputados, fue el artículo que expresaba el monto de incremento más el tiempo que se tomaría para llegar a la cifra total, lo que fue rechazado por 51 votos a favor, 16 en contra y 39 abstenciones.

Una vez finalizada la sesión, el primero en manifestar sus críticas hacia el PC fue el diputado y jefe de bancada del Partido Socialista, Juan Luis Castro, para quien la situación “es muy grave”, y señaló que existió “una falta de compromiso de sectores de la Nueva Mayoría que no acompañaron al Ejecutivo en la fórmula que se destrabó ayer”.

Más duro fue el diputado de la DC Fuad Chahín quien emplazó al PC a decidir si “son parte del Gobierno o dan un paso al costado. Estas conductas son simplemente inaceptables, aquí le han dado una derrota al Gobierno y han dejado, hasta la hora, sin reajuste el sueldo mínimo”.

Desde el PC, plantearon que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, no se acercó a socializar con su bancada la nueva propuesta de salario mínimo surgida en horas de la noche de este martes desde la Comisión de Hacienda, y acusaron “falta de respeto” y “malos modales” hacia los parlamentarios comunistas a quienes no se les comunicó esta propuesta, señaló el diputado Lautaro Carmona.

Sin embargo, el parlamentario comunista planteó que en el tiempo que resta de legislación del reajuste del salario mínimo, que ahora debe revisar el Senado, están dispuestos a dialogar con el Ejecutivo y buscar los acuerdos necesarios para sacar adelante esta medida.

“Creo que hay una evidente omisión que tiene consecuencias. Ahora, para ser muy riguroso, no es el tema de fondo la omisión, porque nosotros no hemos votado en contra sólo por un tema de consideraciones individuales o colectivas, en términos de trato, sino del contenido de esta propuesta, esa es nuestra diferencia”.

Por su parte, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, consideró “impresentable” esta propuesta de reajuste a 18 meses, ya que, a su juicio, sólo apunta a evitarles problemas a los parlamentarios y al Gobierno de cara a los procesos eleccionarios que se vienen en 2016 y 2017.

“Lo que aquí queda en evidencia es que se rechazó una mala propuesta que se presentó y negoció a última hora, ayer en la comisión de Hacienda, con algunos sectores del Parlamento. Esto no era un acuerdo con todas las bancadas de la Nueva Mayoría por lo que nosotros pudimos recoger den el debate del día de hoy, y por lo tanto esto demuestra que esta política de tratar de hacer cocinas, evidentemente no es el camino”.

Cabe recordar que la propuesta original del Ejecutivo implicaba el incremento de 10 mil pesos en el salario mínimo, lo que representaba un 4 por ciento de aumento, por lo que se aumentó a un 10,4 por ciento pero en un plazo de 18 meses.