Diario y Radio U Chile

Escritorio

Los efectos políticos y económicos de la salida del Reino Unido de la UE

Consecuencias políticas, económicas e incluso deportivas acarreará la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea luego del triunfo del “Brexit” en el referéndum que se desarrolló este jueves. Se espera que en un plazo máximo de dos años se concrete la separación.

Claudio Medrano

  Viernes 24 de junio 2016 15:56 hrs. 
Pro-Brexit flags fly from a fishing boat moored in Ramsgate on June 13, 2016. 
Britain's opposition Labour Party today scrambled to make the case for Europe to its members as world stock markets slipped amid concern over a British exit from the EU in a knife-edge referendum next week. / AFP / CHRIS J RATCLIFFE        (Photo credit should read CHRIS J RATCLIFFE/AFP/Getty Images)

Las bolsas mundiales se desplomaron luego de conocerse la noticia. Esta fue una de las primeras consecuencias de la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea, después que el “Brexit” se impusiera con el 52% de los votos en el referendo de este jueves.

Pero este no es el único efecto que se podrá percibir a futuro, porque las consecuencias de esta decisión abarcan desde lo político a lo deportivo y, en lo inmediato, significó también la dimisión del Primer Ministro británico, David Cameron.

El propio Cameron comunicó su decisión luego de conocerse los resultados: “Si bien salir de Europa no era el camino que yo había recomendado-, soy el primero en elogiar nuestra increíble fortaleza”, dijo.

“Ahora que la decisión de salir ha sido tomada, necesitamos encontrar la mejor manera (de hacerlo)”, agregó.

Cameron puso su credibilidad en juego convocando un referéndum que fracturó a los conservadores. Ahora ellos tendrán que designar a un sucesor y el victorioso líder de los pro-Brexit, Boris Johnson, parece ser el candidato natural.

En tanto, la jefa del gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, ya anunció que reclamará un nuevo referendo independentista, dado que “Escocia no puede ser obligado a abandonar la Unión Europea”.

En Escocia el triunfo de la permanencia fue amplio y, por lo mismo, consideran que la relación con Gran Bretaña cambió y eso justifica una nueva consulta.

En tanto, la Unión Europea evalúa con cautela lo sucedido. La Canciller alemana, Angela Merkel, sostuvo que las consecuencias de esta decisión son inciertas: “No hay nada de lo que hablar. El día de hoy supone un punto de inflexión para Europa y para el proyecto europeo”, aseguró Merkel, que recalcó que “Alemania tiene un interés especial y una responsabilidad especial” para que prospere el proyecto comunitario.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, solicitó que la salida de Gran Bretaña del pacto sea lo más rápida posible y que “los procedimientos previstos por los tratados (para la salida del Reino Unido) sean rápidamente aplicados”.

El país debe comenzar complicadas negociaciones con la UE, que podrían extenderse dos años como máximo, y en las que se decidirán las condiciones de  acceso de Londres al mercado único. Varios escenarios son posibles. Por ejemplo, que se acuerde un acceso mutuo a los mercados, pero ¿en qué condiciones? El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya advirtió que “el Reino Unido será un Estado tercero que no tendrá el camino allanado”.

Por su parte, la profesora en derecho internacional de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza, afirmó que el triunfo del Brexit potenciará la postura de los partidos de ultraderecha en el continente: “El discurso de los pro Brexit coincide con el de los partidos nacionalistas de Europa, entonces la decisión de los británicos puede impulsar a dichos movimientos para que imiten lo ocurrido en sus países”. A juicio de la abogada, los gobiernos locales han cooperado al descrédito que enfrenta hoy en día la Unión Europea.

El impacto en los mercados del Brexit saltó a la vista inmediatamente, con una caída pronunciada de la libra y las bolsas. Todos los escenarios contemplados por las instituciones económicas internacionales para los dos años siguientes son sombríos. Un estudio realizado por HSBC predijo una caída de la libra de un 15 a un 20%, una inflación del 5% y una pérdida de uno a 1,5% del PIB.

La inmigración ha sido uno de los temas centrales de la campaña pro-Brexit, que ha anunciado su intención de crear un sistema de puntos para aceptar a inmigrantes, copiado del australiano. Cada solicitud de permiso de residencia y trabajo será tratada de acuerdo a las habilidades y calificaciones del solicitante. Una vez consumado el divorcio con la UE y el fin de la libre circulación, nada impedirá implementar esta política.

Las consecuencias son tan amplias que abarcan incluso al fútbol. La primera será el cambio que implicará para los jugadores que provienen de otros países, ya que los futbolistas europeos que no sean británicos pasarán a ocupar una plaza de extranjero en campeonatos como la Premier League y la Premier de Escocia.

Los jugadores extracomunitarios deben cumplir con una serie de requisitos, que incluyen defender los colores de sus selecciones nacionales. Para los futbolistas que pertenecen a naciones del top ten del ranking FIFA se exige que hayan jugado al menos el 30% de los encuentros con su selección. Para jugadores de países que están entre los puestos 40 y 50 del ranking FIFA, se exige el 75%. De no cumplir esos requisitos, no se obtiene un permiso de trabajo. En tanto, los futbolistas con contrato vigente no se verían afectados al respecto.