Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Ministro Carroza realiza reconstitución de muerte de Miguel Enríquez

Durante esta mañana se realizó la reconstitución de escena de la  muerte de Miguel Enríquez, dirigente del MIR, que busca esclarecer si se produjo a causa de un enfrentamiento o si fue parte de una ejecución de la DINA durante la dictadura. El ministro en visita Mario Carroza aseguró que es necesario determinar las responsabilidades del caso si es que las hubiera, pero con prudencia.

Natalia Figueroa

  Martes 26 de julio 2016 14:56 hrs. 
Carroza


A partir de las 9 de esta mañana se inició la reconstitución de escena para esclarecer la muerte del secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Miguel Enríquez, ocurrida en octubre de 1974.

La diligencia, ordenada por el ministro en visita de la Corte Suprema Mario Carroza, se desarrolló en la calle Santa Fe de la comuna de San Miguel, donde Enríquez perdió la vida. De esta manera, se busca dilucidar si falleció a causa de un enfrentamiento o si fue una ejecución por parte de la DINA.

Los funcionarios de la Policía de Investigaciones personificaron la escena de la que participó Carmen Castillo, en ese momento pareja del dirigente político que viajó a Chile desde Francia para relatar su testimonio; Miguel Krassnoff, ex agente de la DINA condenado por violación a los derechos humanos por cerca de 400 años.

Ambos entregaron los antecedentes de los que disponían para concretar esta diligencia. Sin embargo, no habrían coincidido por decisión del ministro Carroza. También participó el chofer del vehículo que llevaba a los agentes de la DINA, Rodolfo Concha Rodríguez.

El ministro Carroza aseguró que se logró el objetivo de la diligencia. Sin embargo, recalcó que no hay que sacar conclusiones apresuradas, sino que evaluar los antecedentes del caso en proceso.

“Estamos en sumario, tengo que tomar las determinación, saber si efectivamente hay responsabilidades y si no tendré que tomar otra decisión, pero se debe adoptar con calma y bastante prudencia”, sostuvo.

Mientras, el abogado del programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior Gabriel Aguirre dijo que esta era una etapa decisiva para la investigación donde espera que se resuelva el caso.

El abogado precisó que algunos antecedentes del testimonio de Krassnoff habrían variado respecto a sus declaraciones anteriores, pero en lo sustancial se mantuvieron. Esto, sin querer dar a conocer mayores detalles sobre las declaraciones de cada uno de los participantes porque corresponde a materia de sumario.

“Tienen que elaborar los profesionales a cargo sus respectivos informes periciales, luego llegarán esos informes que se acompañarán al proceso y vendrán resoluciones más importantes de fondo, tal vez formalizando a algunas responsabilidades (…) No hay un plazo establecido para que se cierre el sumario, el ministro podrá tenerlo abierto un par de años más, pero creo que estamos en una etapa decisiva”, recalcó.

En tanto, la presidenta de la Asociación de Ejecutados Políticos (AFEP) Alicia Lira, dijo esperar que de una vez por todas quede demostrado que la muerte de Miguel Enríquez no fue casual, que sí hubo disparos fueron defensa propia por el operativo montado por la DINA.

Además, comentó que a su parecer la actitud adoptada por Krassnoff durante esta mañana reflejaría la falta de arrepentimiento por los crímenes cometidos en la dictadura.

“Va quedando demostrado el aparataje para llegar al sector, incluso secuestrando a una mujer, metiéndola a una casa para sacarle información (…) Krassnoff durante toda su declaración poco menos que estaba disfrutando nuevamente un espectáculo. Entonces, se ve que no tienen ningún grado de arrepentimiento y lo ven como algo normal”, señaló.

La causa se inició en 2013 cuando el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior presentó una querella ante la Corte de Apelaciones de Santiago y con esta diligencia el ministro Carroza podrá determinar si se dicta procesamiento o si se cierra la investigación del caso.

Hasta ahora no ha habido ningún procesado por esta causa de la que son querellantes también Carmen Castillo, y el hijo de Miguel Enríquez, Marco Enríquez-Ominami.