Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 7 de junio de 2023

Escritorio

Inclusión de Metro genera incertidumbre en proyecto de tarjetas de prepago

Poca claridad existe respecto del ingreso de nuevos actores en la emisión de medios de pago luego que el proyecto que amplía este negocio fuese aprobado en el Senado. La falta de un reglamento al respecto y la inclusión de Metro a la norma se encuentran entre los puntos que deberán resolverse en el futuro.

Claudio Medrano

  Miércoles 27 de julio 2016 17:36 hrs. 
bip

Compartir en

La iniciativa ha sido celebrada transversalmente y calificada como una necesidad para adecuarse a los países desarrollados que ven en el dinero plástico el futuro de las transacciones comerciales.

De esta forma, el proyecto que fue aprobado en el Senado y que enfrentará su último trámite constitucional, permite la emisión de medios de pago con provisión de fondos por entidades no bancarias, es decir, empresas podrán emitir tarjetas de prepago donde se podrá pagar en el comercio.

El proyecto tiene por objeto potenciar la inclusión financiera de los sectores de menores ingresos de la población al promover y facilitar su acceso a los medios de pago electrónicos que permitan almacenar fondos en forma previa, ya sea en tarjetas, cuentas de internet, teléfonos móviles o cualquier otro soporte.

Dentro de los beneficios que argumentan sus promotores, está el tener mayor seguridad al disminuir la circulación de papel moneda. Cabe señalar que esto no significa la emisión de nuevas tarjetas de crédito dado que estos medios solo servirán para pagar al contado.

Pero una indicación incluida durante el trámite parlamentario y que dice referencia al ingreso de la empresa Metro, a través de su tarjeta BIP, al negocio generó polémica debido a los perjuicios que para algunos sectores podría causar la presencia de la empresa en este nuevo sistema.

Francisco López, investigados del Instituto Libertad y Desarrollo, detalló algunos de los aspectos que se cuestionan de la presencia de Metro “el problema que conlleva es que podía inhibir la competencia debido a que tiene una red armada que es la tarjeta BIP y eso representa una posición dominante respecto de otros actores que integren el sistema”, señaló.

A esto se agrega que en la actualidad Metro no posee un plan de negocios para implementar este sistema, lo cual retrasaría un poco su puesta en marcha y además la tecnología de la empresa no es muy avanzada para adaptarse a las nuevas necesidades.

Además se suman las críticas por la discriminación que podría suponer para las regiones, situación que fue resuelta durante su discusión en la Cámara Alta como sostiene el senador del PPD, Eugenio Tuma “se autorizó a Metro para incorporar tecnologías de prepago con la condición que se otorguen esos mismos beneficios”, señaló.

Respecto de la inclusión de Metro también se pronunció la Corte Suprema que respaldó la decisión del Senado de validar dicho ingreso a lo que determine el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, proceso que calificó de indiscutible.

Para las agrupaciones de consumidores, si bien se valora el ingreso de nuevas alternativas de pago, consideran necesario avanzar además en otros aspectos como el pago a crédito, donde todavía hay varios asuntos que están desregulados como sostiene el presidente de la Liga Nacional de Consumidores, Rubén Andino “hay que regular los contratos tipos, porque es ahí donde se cometen los abusos y eso no lo regula nadie”, señaló.

Para tener claridad respecto de qué empresas o entidades podrán elaborar estas tarjetas de prepago, donde se podrán depositar, por ejemplo, los sueldos, beneficios del Estado u otros tipos de pagos, resta esperar lo que dictamine el Banco Central que será el encargado de elaborar el reglamento que norme el sistema.

Síguenos en