Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 5 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Dirigente de Sename confirma que fondos entregados por el Estado son retenidos por particulares

"Efectivamente hay retención y acumulación de platas de proyectos en cuentas de algunas instituciones colaboradoras", señaló el Tesorero Nacional de la Asociación de Funcionarios del Sename, Hernán Olivi,

Monserrat Rollano

  Domingo 7 de agosto 2016 13:54 hrs. 
Sename


Durante su intervención en el marco de la interpelación a la ministra de Justicia, Javiera Blanco, la diputada Camila Vallejo aseguró que existen fondos entregados por el Estado para el Sename, que se encuentran retenidos en cuentas corrientes de privados.

Una situación que hasta el momento no ha sido investigada, pero que sí ha sido advertida por los funcionarios de esa institución, quienes denuncian que los hogares colaboradores tienen a los niños y adolescentes en condiciones paupérrimas, no invierten, pagan bajas remuneraciones a sus funcionarios, en algunos casos incluso, ni siquiera tienen vidrios.

Lo anterior sería la consecuencia de una estrategia que buscaría generar ganancias y de hacer un negocio del cuidado de los niños más vulnerables.

El Tesorero Nacional de la Asociación de Funcionarios del Sename, Hernán Olivi, advirtió que  en algunos hogares colaboradores, principalmente en la octava región, existiría una acumulación de dineros en cuentas que no se han ejecutado.

“Una de las cosas que detectamos en concreto en algunas regiones, pero que puede estar sucediendo en muchas partes más, es que efectivamente hay retención y acumulación de platas de proyectos en cuentas de algunas instituciones colaboradoras (…) obviamente lo tiró Camila Vallejo porque su sector político no tiene este negociado con la infancia que han hecho durante tanto tiempo”, afirmó.

El dirigente manifestó no estar muy optimista respecto a la investigación sobre este tema, ya que a su juicio hay intereses de muchos sectores políticos que ven el tema de la infancia como una forma de lucro. En ese sentido afirmó también que se han identificado instituciones colaboradoras “infladas” como fue el caso de la Corporación San Pablo, la que recibía millonarios recursos, pese a que prácticamente no tenía niños en el centro. Una situación que, según indica, se producía con la complicidad de la Democracia Cristiana.

Para el presidente Nacional de la Asociación de Funcionarios del Sename, Walter Arancibia, existen instituciones colaboradoras que invierten bien los recursos y realizan bien su trabajo. “Sin embargo, existen casos en que aquello no ocurre, sino que por el contrario, los dineros entregados por el Estado no se ven reflejados en las condiciones en que viven los menores”, señaló.

El dirigente aseguró que estos casos no han sido investigados, debido a la nula fiscalización hacia dichos hogares. “Yo creo que hay varias cosas que dan para sospechar. De repente si uno revisa algunas consolidaciones de algunos colaboradores, por ejemplo en el área de la responsabilidad juvenil te encuentras que algunos colaboradores tienen 200 ó 300 millones apozados, como nosotros no tenemos ninguna posibilidad de fiscalizar, no sabemos ni podríamos decir cuál es la razón de que esas platas estén apozadas”.

En tanto el diputado de la DC y miembro de la Comisión Investigadora del Sename II, Claudio Arriagada, si bien indicó haber oído esta denuncia, aseguró no tener antecedentes al respecto. Sobre la ley de subvenciones, manifestó que se debe proponer una forma más transparente.

“Yo también escuché lo mismo, pero no tengo antecedentes sobre eso, pero como tenemos harto tiempo todavía por investigar para adelante, habrá que llegar a todas esas cosas (…) como se va a abordar la ley de subvención del Sename, debiéramos ver ahí todas las deficiencias que tiene, todos los antecedentes y proponer una nueva fórmula”.

Este lunes el presidente de los funcionarios del Sename solicitará a la Comisión que investiga las irregularidades en el Servicio, que indague acerca de esta denuncia que ya fue advertida a los diputados Ricardo Rincón y Camila Vallejo