Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Mineduc rechaza publicar deliberación del jurado que entrega premios nacionales

La negativa formal se impuso después de que se solicitaran, a través de la Ley de Transparencia, los registros de las deliberaciones del jurado que otorga el Premio Nacional de Literatura.

Victoria Vinals

  Miércoles 24 de agosto 2016 17:10 hrs. 
JURADO-PNL-1


El 24 de junio de este año Vivian Lavín, periodista y conductora del programa “Vuelan las Plumas” de Radio Universidad de Chile, solicitó a la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, a través de la Ley de Transparencia, documentación que contuviera íntegramente el registro de cada una de las deliberaciones de los jurados que han concedido los Premios Nacionales de Literatura desde 1970 hasta la fecha.

La solicitud tenía por objetivo conocer el detalle de las deliberaciónes con el fin de identificar las posiciones y también los argumentos que cada uno de los jurados esgrimió a favor o en contra de tal o cual candidato. La idea era “transparentar y compartir estas discusiones con la audiencia, en beneficio del derecho a la información que nos asiste como ciudadanos”, explica Vivian Lavín.

La respuesta fue recibida el 8 de agosto y firmada por la Coordinadora Nacional de Lobby, Transparencia y Presidencia del Ministerio de Educación, Macarena Silva. En el documento se afirma que según la ley sobre Acceso a la Información Pública “son públicos los actos o resoluciones de los órganos de la administración del Estado (…) salvo excepciones”, como sería este caso. Asimismo, señala textualmente que “no existe registro de las deliberaciones de los jurados que otorgan los Premios Nacionales regulados en la Ley 19.169, toda vez que dichas discusiones, tienen el carácter de confidencial, (…) reserva que se extiende además a la información que sus miembros hubieren tenido a la vista para discernir sobre los respectivos galardones”.

El documento establece que las Actas de los Premios Nacionales son el único documento de registro, pese a que solo se esgrimen los méritos del ganador, y nada respecto de la discusión que concluyó en la decisión.

“Este rechazo me produce indignación como todos los espacios de opacidad y secretismo que hay hoy día en Chile. Si bien puede que no haya habido la costumbre de grabar o de dejar registro de las deliberaciones de los premios nacionales, creo que en el Siglo XXI es hora de que esto cambie. No puede ser que el Estado siga manteniendo en secreto decisiones que nos competen a todos los chilenos”, señaló la conductora de Vivian Lavín.

Además, la conductora del programa “Vuelan las Plumas”, explicó las contradicciones que supone este secretismo: “Se supone que lo que el Estado quiere hacer es premiar y celebrar, pero finalmente se produce lo contrario por el sistema de candidaturas, el lobby descarado que es realizado por algunos medios de comunicación y también por grupos de poder, y otros que legítimamente quieren ganar el premio. Todos estos elementos producen un ambiente de efervescencia por un lado, pero también de enorme frustración porque es sólo uno el que lo obtiene”.

En este sentido, resulta pertinente recordar que los Premios Nacionales reciben un pago que bordea los 20 millones de pesos, además de una pensión vitalicia de 950 mil pesos mensuales. El pago realizado con recursos públicos, los vuelve susceptibles de ser fiscalizados por toda la sociedad. Además, resulta fundamental que también en esta materia se respeten los principios de probidad y transparencia en todos los actos de la administración del Estado, sin excepciones.

Manuel Silva: “Presentar una postulación puede resultar hasta un poco indigno”

Este martes el poeta Manuel Silva obtuvo el Premio Nacional de Literatura 2016. Este reconocimiento es el número 53 de la lista de premios en este ámbito.

El poeta integrante de la generación del sesenta, si bien agradeció el reconocimiento, afirmó que resulta urgente reformar la manera en que éste se entrega: “Debería haber un premio nacional de poesía y un premio nacional de narrativa de manera taxativa”, señaló Silva haciendo alusión a la regla implícita de alternancia entre poetas y narradores en la entrega del reconocimiento.

En junio de este año Silva criticó duramente el premio afirmando que “obliga a entrar en la lógica de un concurso para llenar una vacante en la administración pública y obtener una pensión de gracia”.

En ese mismo sentido y haciéndose cargo de las críticas que había esbozado, en su discurso tras la oficialización del galardón Silva Acevedo reafirmó sus dichos.

“La forma de fallarse este concurso debiese ser no por un concurso de antecedentes, sino que un jurado informado sea capaz de discernir en el panorama de las letras quienes son acreedores de un premio, porque esto de tener que presentar una postulación puede resultar a veces hasta un poco indigna, cómo estar golpeando la puerta a ver si se la abre a uno, sobre todo porque las personas que nos dedicamos a la literatura no tenemos grandes haberes económicos”, sostuvo el Premio Nacional 2016.