Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Instalación sonora rescata las voces de edificio Unctad III

“Voces Adentro”, de la investigadora Karen Bascuñán, busca recobrar la memoria en las voces de quienes dieron vida al emblemático edificio de la Unidad Popular.

Victoria Vinals

  Lunes 26 de septiembre 2016 13:19 hrs. 





El edificio que alberga el actual Centro Cultural Gabriela Mistral se inauguró el 3 de abril de 1972, con ocasión de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en el Tercer Mundo, más conocido como Unctad III. Diseñado por los arquitectos José Covacevic, Hugo Gaggero, Juan Echenique, José Medina y Sergio González, comenzó a construirse en 1971, apenas un año antes de la conferencia. Para cumplir con los plazos establecidos, se reclutó a miles de voluntarios quienes trabajaron arduamente, logrando terminar la construcción en apenas 275 días.

Después del Golpe Militar el edificio pasó a manos del Gobierno y fue rebautizado como Diego Portales. Pese a esto, el edificio siguió siendo conocido por el nombre “Unctad” , y es reconocido actualmente como una de las obras arquitectónicas emblemáticas de la Unidad Popular.

Sobre este periodo se trata la obra la investigadora social Karen Bascuñán. La instalación sonora inaugurada hace algunos días en el edificio que actualmente conocemos como GAM, se plantea como una exploración que cruza la memoria colectiva, donde a través de los recuerdos de este espacio se construye un relato.

“Este espacio es absolutamente icónico, tanto para nuestra ciudad, como respecto al proyecto del presidente Salvador Allende con la Unidad Popular. A través de estos recuerdos estamos explorando. Se trata de una metáfora de una memoria colectiva, del proyecto colectivo de la memoria que es más bien gozosa del nosotros”, señala la autora.

La instalación fue construida primero a través de los testimonios de veinte habitantes de Unctad: usuarios, trabajadores y obreros. Con ellos se exploraron los recuerdos desde una memoria más bien emotiva, vinculada a esta experiencia.

“Estamos buscando esa memoria colectiva y con los audios de las entrevistas generamos una pieza sonora que se va a oír de una forma particular a través de este sistema de sonido, creado a partir de los recuerdos de personas que fueron parte de ese momento en la historia”, explica Bascuñán.

Concretamente, la instalación consiste en una silla equipada con un sistema de “transductores de sonido al hueso”, que tal y como indica su nombre, permiten escuchar sonidos en la medida en que están en contacto con los huesos. La silla con este sistema instalado produce en quien se sienta en ella, que se pierda en cierta forma la perspectiva de las ondas sonoras, impidiendo distinguir si el sonido es emitido desde una fuente interna o externa del cuerpo.

Voces Adentro, podrá visitarse hasta el 23 de octubre, entre las 9 de la mañana y las 22 horas, en la plaza central del Centro Cultural Gabriela Mistral, ubicado en Alameda 227 Santiago. La entrada es liberada.