Diario y Radio U Chile

Año XIII, 5 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

Vicario Pastoral Social: lo del Sename es la punta de un iceberg muy doloroso

“La demora de poder tomar en cuenta los cambios, ha hecho que tengamos que lamentar tantas pérdidas de vidas en los últimos años, más de 200 niños y niñas desde 2005 a la fecha”, reflexionó Andrés Moro. Manifestó que el Sename, creado bajo la dependencia del ministerio de justicia, “representaba una mirada sobre la intervención social que hoy está prácticamente desfasada”.

Rodrigo Barrera y Diana Porras

  Lunes 10 de octubre 2016 19:09 hrs. 
andres-moro


La semana pasada, la Presidenta Michelle Bachelet informó una serie de medidas para enfrentar la crisis del Servicio Nacional de Menores. El aumento del presupuesto para el Sename, iniciar un trabajo interministerial en términos de salud y educación de los niños, y modificar la orgánica  institución son parte de la iniciativa.

Desde distintos sectores se esperaba esta propuesta porque advertían las diversas señales que dejaban en evidencia la “urgencia” del tema.

En entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, el vicario para la Pastoral Social y los Trabajadores, Andrés Moro, defendió mayores beneficios para los niños, niñas y adolescentes más vulnerables porque necesitan un mayor “apoyo del Estado y la sociedad civil porque sus padres o adultos responsables no pueden brindar toda la seguridad que necesitan”.

Los anuncios son positivos, pero reconoció que estaban siendo trabajados hace tiempo: “Nos preocupa que habiendo temas tan complicados como es el cuidado de la vida no tan solo de los niños que están por nacer, sino también de cientos de niños, niñas y adolescentes que no están siendo bien protegidos en sus derechos, nos hayamos demorado tanto tiempo en empezar un proceso que ya sabemos será paulatino”.

Moro afirmó que “hay que ver si la situación (en el Sename) lamentablemente facilitaba alguna dolencia o que no tuvieran control sano adecuado (de los que murieron por una enfermedad)”. Otro tema es la cifra de suicidios “que también, lamentablemente, es propia de un país como el nuestro donde hay altas tasas de depresión y propensión al suicidio tanto infantil, juvenil como adulto”.

“Estamos en la punta de un iceberg, la punta más dolorosa, pero refleja que estamos en una sociedad muy, muy enferma”, agregó el vicario de la Pastoral Social, recordando que Chile tiene muchos otros temas pendientes con las clases más necesitadas.

En el caso específico del Sename, el prelado reconoció como una de las principales falencias del sistema, la falta de recursos, situación que hace imposible cumplir con la demanda que la sociedad les exige.

Andrés Moro advirtió que “tenemos que entender que la vulneración de derechos en este sector de la población debe ser respaldada desde un enfoque multicausal”, donde trabaje el Estado en conjunto con la sociedad civil y los núcleos directos de los niños, niñas y adolescentes.

En ese sentido, reconoció que en ocasiones no quedan más caminos que la intervención familiar que termina derivando al Sename. Sin embargo, hizo un llamado para reactivar el trabajo previo, con el fin de entregar a las familias, las herramientas necesarias para salir adelante.

Recordó “que el Sename  tiene solo alrededor de 15 centros propios del país y el resto, casi 98 por ciento, son colaboradoras del Estado, pero no son hogares del Estado”.

El problema, según explicó el sacerdote, es que los dineros destinados al mantenimiento de estos centros asistentes no es el suficiente, no alcanza para hacer una intervención social como lo requiere el país. Tampoco ha existido una política capaz de mejorar la administración de los que maneja el Servicio. Por lo tanto, urge el cambio.

Ante investigaciones de muerte o abuso sexual en centros relacionados con la Iglesia, Andrés Moro comentó hay que “acoger todas la denuncias e investigar con la mayor radicalidad y prontitud,  pero también con la misma firmeza hay que plantear que, a veces han sido erróneas e inverosímiles, y en otras con mucho dolor han sido verdaderas y hemos intervenido”.

 

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.