Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

No+AFP apuesta por presión ciudadana para cambiar el sistema de pensiones

Frente la inacción de la clase política, la coordinadora pidió desafiliarse masivamente de Cuprum y Provida. La medida de castigo es vista como el gesto político para demostrar el descontento ciudadano y decirle a las autoridades que se protestará hasta quebrar estás aseguradoras, y generar un cambio en el sistema de jubilación.

Gonzalo Castillo

  Domingo 16 de octubre 2016 18:57 hrs. 
foto-portada


Como un castigo a las AFP que intentaron evadir impuestos a través de fusiones irregulares con AFP de papel, fue catalogado por la Coordinadora No+AFP la “segunda fase” de manifestaciones que anunciaron este domingo, y que implica el llamado a una desafiliación masiva de cotizantes desde Cuprum y Provida.

Estas dos AFP estafaron a los chilenos, con la evasión tributaria, en 420 millones de dólares. Mañana comienza la cuenta regresiva para ellas y para todo el sistema de ahorro forzoso, partiendo por Provida y Cuprum”, señaló Luis Mesina, vocero de la Coordinadora, en el discurso de cierre de la manifestación.

Andras Uthoff, economista de la Universidad de Chile y ex integrante de la Comisi

ón Bravo, señaló que una de las eventuales consecuencias de que se produzca una fuga masiva de cotizantes de las AFP Cuprum y Provida es que pierdan “el volumen de comisiones con las cuales hacen negocios”; y también es una muestra de la impotencia de la ciudadanía contra este sistema, “porque ni el Gobierno ni nadie hace nada”.

“En la Coordinadora No+AFP piensan que si responden los afiliados y muchos se trasladan, por lo menos van a afectar la rentabilidad de aquellas empresas que abusaron de nosotros. Es un planteamiento más político que de otro tipo, porque no creo que afecte al sistema porque los afiliados se trasladan a otras AFP que tienen el mismo objetivo”.

Además, Uthoff calificó esta medida, al igual que la campaña de septiembre pasado del cambio masivo al Fondo E, como “medidas de protesta”: “Son medidas para cuestionar el sistema, para decir que si ya el Gobierno no reacciona nosotros queremos, por lo menos, manifestar nuestro descontento de esta manera”.

El ingeniero comercial señala que, en su opinión, uno de los motivos que llevan a que la ciudadanía se manifieste de esta manera es el inmovilismo que presenta el Ejecutivo a la hora de implementar cualquier reforma al sistema.

“Hay varias instancias de gobierno. Hay una que ha liderado el ministro del Interior que es reunirse con los partidos y recibir sus inquietudes, hasta ahora no ha habido ninguna manifestación sobre qué se ha sacado como conclusión de eso. Después está el Comité de Ministros que tampoco ha sacado ninguna conclusión hasta el momento. Después, entiendo que hay divisiones dentro del Gobierno respecto a defender o no defender a la industria. Entonces hasta ahora es una inmovilización total”.

Con un 97,97 por ciento de la propiedad de las acciones de Cuprum, el grupo Principal Chile es el Financial, en tanto Provida es controlada por Metlife, a través de Inversiones Metlife Holdco Tres Ltda. que mantiene el 42,38 por ciento de la propiedad, Inversiones Metlife Holdco Dos Ltda. también con el 42,38 por ciento de las acciones, y Metlife Chile Inversiones Ltda. con el 10,92 por ciento, lo que arroja un total de 95,68 por ciento de la propiedad de las acciones de la aseguradora.

Sobre este punto, Andras Uthoff señaló que si bien para los accionistas dueños de las AFP Cuprum y Provida una eventual pérdida de cotizantes y la posterior quiebra de la aseguradora representaría un perjuicio marginal dado lo pequeño del mercado chileno, “pero sí provocaría un revuelo internacional decir ‘sabe qué más, aquí hay un grupo de ciudadanos que están inquietos por lo que el sistema entrega y lo que el sistema puede hacer’, es eso lo que hay detrás”.

Gonzalo Durán, investigador de Fundación Sol coincide con Andras Uthoff tanto al señalar que el primer golpe que implicaría para las aseguradoras el que los cotizantes se retiraran en masa, es la pérdida de las comisiones por administrar los fondos, “que representa más del 90 por ciento de sus ganancias”; como en el trasfondo político que una acción como esta representa.

“La Coordinadora tiene connotaciones políticas muy potentes porque, de llevarse a cabo con la envergadura que espera quienes están convocando, podría significar que, efectivamente, estas dos AFP tengan dificultades financieras más o menos importantes”.

Sobre la posibilidad que la fuga masiva de cotizantes a otras aseguradoras les pudiera provocar problemas a las potenciales receptoras, Durán no descartó dicho escenario, no obstante hizo énfasis en que esa potencial inestabilidad en el sistema la estaría generando una acción surgida desde la misma ciudadanía.

“Si los flujos son demasiado altos, probablemente el sistema también genera una tensión a nivel general porque es posible que las AFP que queden quizás no puedan absorber el flujo de cotizantes. En ese plano es muy importante la señal que se está dando, cómo una coordinadora, en este caso No+AFP, a través de una acción concreta, le está generando una inestabilidad al sistema como un todo, lo cual demostraría el poder que está adquiriendo”.

Durán reiteró que frente a la inacción que desde las autoridades se verifica respecto de una transformación al sistema de pensiones, es la sociedad civil la que se está dando cuenta que si quiere producir cambios, tiene que hacerlo por cuenta propia.

“Los cambios van a surgir a partir de acciones concretas que está tomando la movilización, ya sea por las marchas, ahora se ratificó el llamado a un paro nacional el 4 de noviembre. Es muy importante que esto se proyecte de esta manera porque, por otra parte tenemos a la industria e incluso desde el mismo Gobierno se ataca permanentemente la idea de la alternativa que propone la Coordinadora sobre un sistema de reparto”.

Sobre la situación en la que quedarían los accionistas mayoritarios de estas AFP, que son de origen estadounidense, el investigador de Fundación Sol señaló que una acción como esta, más que producir un daño en su patrimonio, “es un golpe al modelo de negocio, y es algo que comienza a cruzar las fronteras”.

“Aquí no estamos hablando de un cambio entre actores locales, un problema que se resuelve dentro del país, son que aquí estamos hablando de operadores que son de capitales transnacionales y eso está demostrando, hacia el resto del mundo, que en Chile esta forma de hacer negocio ya no va a ser tan favorable como era hasta el momento. Y eso es una señal potente para todas estas personas que ven que el derecho a la seguridad social está totalmente mercantilizado, y con esto están logrando rentabilidades totalmente sobrenormales, aprovechándose de esta situación, y ahora eso ya no va a poder ser de esa manera”.

Finalmente, Gonzalo Durán llamó la atención sobre los efectos que tendría la aprobación del Tratado Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) a la hora de acometer transformaciones en el sistema de pensiones, ya que los accionistas norteamericanos tendrían una herramienta jurídica a la cual acudir para impedirlo, por lo que urgió a realizar esta discusión en el más breve plazo.

“Es muy importante que este tipo de medida se realice en una discusión pronta, porque hay que recordar que si el acuerdo del TPP se llegase a firmar, probablemente no permitiría realizar este tipo de acción, sobre todo por lo capitales norteamericanos que están involucrados, y ellos –una vez con el tratado bajo la manga- no van a permitir que este tipo de acciones se puedan ejercer”.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.