Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 30 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Pequeños agricultores piden subsidio para enfrentar sequía extrema en El Maule

La extrema sequía que afecta al embalse Bullileo preocupa a los productores de la zona. La discusión sobre un posible bono compensatorio se da en medio del debate por la modificación del Código de Aguas, un proyecto que no logra disipar las dudas de la ciudadanía.

Rodrigo Fuentes

  Domingo 16 de octubre 2016 19:44 hrs. 
eb


La escasez hídrica que afecta al área centro sur del territorio nacional ha generado preocupación entre los pequeños agricultores de la zona. Principalmente, la que afecta al embalse Bullileo, en la región del Maule sur, cerca de Parral. Pese a las lluvias del último invierno, el dique cuenta con una capacidad por debajo del 50 por ciento.

Los pequeños agricultores de la zona piden un subsidio para poder paliar el problema. Así lo explica el diputado por la zona Pedro Álvarez-Salamanca, quien explicó que de no contar con ese dinero se arriesgan las siembras y el ganado de la zona.

Mario Acevedo, vicepresidente de la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes explicó que la situación del embalse va a repercutir en diciembre y enero, afectando directamente la cuota de riego de los pequeños propietarios.

Explicó que para salvar la situación, la gente se vio obligada a reducir sus cultivos y sus hectáreas de siembra para “salvar lo que tienen”,porque “la gente que tiene frutales va a destinar toda el agua para ellos y no al cultivo tradicional”, precisó.

Cambio al Código de Aguas

En el Congreso avanza la reforma al Código de Aguas. Proyecto que no logra aceptación general de los afectados.

El Investigador del Centro de Energía de la Universidad Diego Portales Raimundo Bordagorry, valoró el alcance del proyecto y la posibilidad de poner fin a la especulación con los derechos de aprovechamiento. Además, recalcó que la iniciativa apunta a proteger la sostenibilidad de los recursos hídricos al establecer flujos ecológicos mínimos e impedir su explotación.

Sin embargo, reconoció que existen puntos perfectibles como “la calidad de las aguas para uso humano, los ecosistemas asociados, contaminantes emergentes en el agua y nuevas tecnologías para el abastecimiento”.

Para la vocera del Movimiento Social por la Recuperación del Agua Francisca Fernández el proyecto es precario, principalmente porque no se desmarca del modelo extractivista al no definir el agua como un derecho humano.

La vocera del Movimiento Social por la Recuperación del Agua criticó la poca acogida que han tenido en el Parlamento las voces de las distintas organizaciones sociales del sector, en contraposición a las reiteradas presiones de la Confederación de la Producción y el Comercio y la Sofofa, quien se entrevistó con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, manifestando su preocupación por la eventual “estatización” del proyecto de Código de Aguas.