Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Comunidades mapuche denuncian abuso policial y amenazas de hidroeléctrica

El werkén de la comunidad Newen de Tranguil, Rubén Collío, detalló que ingresaron al menos siete radio patrullas y un bus de Fuerzas Especiales para resguardar el trabajo de los funcionarios que trabajaban para la empresa RG Global. Todo esto, a pesar del grave impacto que las obras generan a la comunidad ancestral.

Natalia Figueroa

  Jueves 20 de octubre 2016 19:13 hrs. 
ffee


Comunidades mapuche de Tranguil, ubicado en la región de los Los Ríos, denunciaron abuso policial y amenazas por parte de funcionarios de la central hidroeléctrica Tranquil de la empresa austriaca RG Global.

El werkén de la comunidad Newen de Tranguil, Rubén Collio, señaló que el pasado 13 de octubre los trabajadores ingresaron a cambiar el cableado de alta tensión, instalado al interior de la comunidad, junto a un excesivo contingente policial.

“Fueron siete radiopatrullas, un bus de fuerzas especiales y un carro lanza aguas que ingresaron para resguardar a estas personas que vinieron a trabajar”, señaló Collío.

Esto, a pesar de la medida cautelar de protección que fue otorgada por la Fiscalía de Panguipulli y que se encuentra vigente. “No es sólo este caso puntual, es un tema muy amplio. Hemos solicitado a las autoridades que tomen conciencia de lo que nos está pasando”, recalcó.

Además agregó que “Hay un contexto de mucha violencia de una empresa que se quiere instalar a la fuerza y que no quiere escuchar a las autoridades. Por otro lado, las autoridades ambientales no han hecho nada porque no ha ingresado el proyecto a Evaluación de Impacto Ambiental”, detalló.

El dirigente detalló que este proyecto energético afecta directamente el trabajo de la comunidad que se sustenta principalmente el turismo. “Nosotros no hemos amenazado a nadie, no hemos violentado a nadie. Nosotros nos dedicamos al turismo y cualquier central, aunque sea una de paso, afecta al turismo. Entonces, nos daña a todos”, manifestó Collío.

El 22 de agosto pasado, la esposa del werkén, Macarena Valdés, fue encontrada sin vida cerca del sector. La autopsia concluyó que se trataba de un suicidio. Sin embargo, su caso está siendo investigado luego de una querella criminal que presentó la comunidad mapuche, porque afirman que se trata de un asesinato efectuado por parte de la empresa para tratar de amedrentarlos.