Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Egon Wolff, el dramaturgo que criticó a la burguesía

El Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales de Chile 2013 falleció el miércoles pasado a sus 90 años. El deceso fue lamentado por la escena teatral: "Él siempre llamó a una reflexión profunda sobre nuestra sociedad", comentó Claudia Pérez, directora de SIDARTE.

Abril Becerra

  Jueves 3 de noviembre 2016 17:25 hrs. 
ego-n-w


“El dinero solo es un concepto para el que no lo tiene. Un espejismo para sufrir y soñar con él”. Esta es una de las cuantas frases del dramaturgo nacional Egon Wolff, quien falleció el pasado miércoles a sus 90 años.

El deceso fue confirmado por el presidente del Consejo de la Cultura y las Artes, Ernesto Ottone, quien indicó: “Nuevamente un gran dramaturgo y premio nacional nos deja. Muchas gracias don Egon Wolff por el inmenso aporte al teatro chileno”.

La información de inmediato generó pesar en la escena teatral chilena que, a través de redes sociales, lamentó la muerte del autor: “Adiós maestro y amigo”, se leyó en las publicaciones de distintos actores nacionales.

Frente a ello, Claudia Pérez, directora del Sindicato de Actores (SIDARTE), comentó que Wolff al igual que Juan Radrigán fue un ícono para diferentes generaciones de dramaturgos.

En este sentido, señaló que uno de los grandes aportes del escritor fue retratar y criticar, a través del teatro, a la clase dominante.“Siempre llamó a una reflexión profunda sobre nuestra sociedad, era muy político también, retrató a la burguesía de una forma muy cruda, por eso sus letras, sus ideas y su crítica está súper vigente. Ahora estamos viviendo este miedo que le tienen a los inmigrantes, a la gente distinta, a la gente de otras clases y eso lo retrataba muy bien en los años 50 Egon Wolff”, dijo.

Asimismo, el dramaturgo Ramón Griffero comentó que Wolff instauró la posibilidad de pensar de otra forma la dramaturgia.

“Egon Wolff es todo un referente para el teatro realista psicológico, para el teatro que tiene un poco de metafísica y surrealista. Es un realismo que tiene capas de magia, un realismo poético. Entonces, obviamente Egon Wolff es el referente de toda la escritura contemporánea que se centra en eso”, dijo.

Egon Wolff, hijo de padre prusiano y madre de origen alemán-sueco, nació en Santiago el 13 de abril de 1926.

En los años 50 abandonó su carrera como Ingeniero Químico y se insertó en la escena teatral, convirtiéndose, con los años, en uno de los dramaturgos más importantes de la época.

En 1958 estrenó su primera obra: Mansión de lechuzas. Luego, vinieron otros montajes como Los invasores (1963), que contó con la dirección de Víctor Jara;  Flores de papel (1979), La balsa de la Medusa (1984) y Tras una puerta cerrada (2000), entre otras.

Además, Wolff desarrolló una importante participación en los teatros universitarios santiaguinos.

También fue profesor de dramaturgia en la Escuela de Teatro de la Universidad Católica y miembro de la Academia Chilena de la Lengua.

A ello se sumó el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales de Chile, que le fue otorgado en el año 2013.

Este viernes a las 12:00 horas se despedirá al dramaturgo con una misa en el Parque del Recuerdo (Calle Américo Vespucio 555, Huechuraba). Posteriormente, se llevará a cabo su funeral.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.