Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Abogado José Luis Ugarte: “El ministerio de Trabajo seguirá siendo un apéndice de Hacienda”

Expertos laborales y dirigentes sociales coinciden en que el rol de la nueva titular de Trabajo será irrelevante, toda vez que la lógica bajo la cual el Ejecutivo se entiende con los trabajadores “sigue siendo la misma”, por lo que no importa quién encabece la secretaría de Estado.

Montserrat Rollano

  Sábado 19 de noviembre 2016 12:57 hrs. 
valdes

Durante las últimas negociaciones por el reajuste del sector público la ahora ex ministra del Trabajo, Ximena Rincón se mantuvo ausente. Una de las razones fue su decisión de postular al Parlamento, lo que la llevó a renunciar hace más de dos semanas a su cargo. Una situación que fue criticada por los dirigentes sindicales, quienes cuestionaron el real peso que tiene esta cartera al momento de negociar con los trabajadores.

Un escenario que con la llegada de la nueva ministra de Trabajo, la DC Alejandra Krauss, no sufriría modificaciones. Así lo advierten expertos y representantes del mundo sindical, quienes ponen en duda la trascendencia de esta cartera en este tipo de debates.

Es así como el abogado y experto en derecho laboral de la Universidad Diego Portales, José Luis Ugarte, aseguró que la titular de esta cartera tendrá un rol secundario en esta administración, por lo que el nombre de quien lidere este ministerio es irrelevante.

“En rigor al ministro del Trabajo le toca un rol secundario en cualquier gobierno de la Concertación, no va a ser un rol más relevante que el que tuvo Ximena Rincón. Este es un ministerio apéndice del ministerio de Hacienda, de modo que más allá del nombre de la persona, siempre va a estar subordinado, sometido al ministerio de Hacienda”

El jurista aseguró además que la administración de la reforma laboral,- cuya labor le corresponderá a la nueva autoridad- no tendrá gran relevancia. Junto con ello enfatizó que la iniciativa que ya fue dictada es un “fiasco” en relación a lo que se había prometido.

En tanto la vocera de la Coordinadora No+AFP, Carolina Espinoza, se manifestó escéptica respecto a un posible acercamiento del Gobierno con los trabajadores a raíz de la llegada de la nueva titular del trabajo. La dirigenta indicó no tener mayores expectativas, ya que la lógica bajo la cual el Ejecutivo se entiende con los trabajadores, sigue siendo la misma.

“Nosotros no podemos tener mayores expectativas, porque independientemente de la persona que está encabezando este ministerio, lo cierto es que hasta la fecha no ha tenido un rol protagónico, ni siquiera colateral”.

En relación al debate previsional, en el que la Ministra tendrá un rol preponderante, Carolina Espinoza indicó que más allá de la persona, hay un descrédito respecto a la manera en que negocia el Gobierno, con dilaciones y evitando los temas de fondo.

Más optimista se manifestó el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz, quien indicó que espera que con la llegada de Alejandra Krauss se corrijan elementos de la Reforma Laboral y se dé celeridad a iniciativas “congeladas”, debido a presiones del empresariado.

“A nosotros nos gustaría que la nueva ministra corrigiera todo lo malo que quedó de la Reforma Laboral, todo lo que se perdió en el Tribunal Constitucional y acelerara la agenda laboral pendiente que hay en el Congreso, porque ahí hay tres o cuatro proyectos muy importantes que están congelados y están parados por la presión que el empresariado hace sobre el Gobierno para no adelantar la agenda legislativa laboral”.

Nolberto Díaz señaló que espera que la recién nombrada ministra del Trabajo actúe de “puente” entre Hacienda y los trabajadores, ya que aseguró que las relaciones entre estos últimos no existen.