Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Abogado querellante en caso Bancard-Exalmar acusa intento de Piñera por desviar el foco

Boris Paredes calificó como un escándalo del ex mandatario y su entorno acusar al fiscal Manuel Guerra de filtrar información de la indagatoria por la compra de acciones durante el litigio marítimo de Perú contra Chile en La Haya. El jurista sostuvo que "En realidad no se ha filtrado absolutamente nada".

Raúl Martínez

  Jueves 8 de diciembre 2016 18:10 hrs. 





Como un escándalo calificó el abogado Boris Paredes la denuncia del ex Presidente Sebastián Piñera, quien acusó una filtración de datos de la investigación que sigue el Ministerio Público en su contra y que calificó como delito.

El fiscal Manuel Guerra encabeza la indagatoria contra el ex mandatario a raíz de una denuncia del diputado Hugo Gutiérrez por la compra de acciones a través de su empresa Bancard a la empresa pesquera peruana Exalmar mientras ejercía la máxima magistratura del país y se desarrollaba en La Haya la demanda marítima del Perú contra Chile.

El abogado que representa al parlamentario en este caso contra Piñera, subrayó que lo conocido a través de la prensa es que no se entregaron todos los correos solicitados por la Fiscalía, aunque en ningún caso el contenido de lo que fue puesto a disposición del persecutor por parte de Bancard.

“No se ha filtrado nada, no ha salido información de la carpeta que podría ser secreta. Muy por el contrario. Lo que salió fue una información donde se señalaba que algo no estaba. Entonces es muy extraño que eso pueda ser considerado un delito por estar filtrando información de una carpeta. Aparentemente ahí no hay ningún ilícito y lo que está haciendo el ex Presidente Piñera es sencillamente desviar la atención hacia allá”, subrayó Paredes.

El querellante señaló que en el caso de Piñera, se trata de un personaje con extensas conexiones y apoyos que le permiten desplegar una campaña comunicacional para intentar sacar el foco de las acusaciones en su contra, ya que tiene a “parte importante de la prensa a sus pies”, comentó.

“No me cabe ninguna duda que se está tratando de desviar la atención y seguirá con este tipo de artimañas. Yo creo que hay que dejar que los fiscales sigan trabajando para que hagan su labor. Se trata de gente, de profesionales con vasta experiencia y sabrán cómo llegar a la verdad”, agregó el abogado.

Hasta ahora la investigación está en calidad de secreta, algo que Boris Paredes calificó como excepcional en el actual sistema de persecución penal que está basado en la publicidad de todos los actos que son indagados por el Ministerio Público y los tribunales de primera instancia.

El profesional adelantó que a pesar de las presiones del entorno del ex mandatario hacia el Ministerio Público, continuarán adelante con la acusación y solicitarán que se lleven a cabo nuevas diligencias para dilucidar el caso.