Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 5 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Historiador Fernando Pairicán: “La policía no está siendo educada bajo principios de DD.HH.”

El investigador se detuvo en la necesidad de re-comprender identitaria y simbólicamente lo indígena, ya que considera que la formación que reciben Carabineros y PDI apunta al sometimiento de los pueblos y a ver a los indígenas como sujetos de dominación.

Natalia Figueroa

  Martes 20 de diciembre 2016 15:13 hrs. 
pairican


El historiador Fernando Pairican ha escrito libros como “Malón. La Rebelión del Movimiento Mapuche”, donde aborda la autodeterminación de este pueblo, a través de distintas estrategias políticas que permiten que avance el orgullo de ser mapuche en el campo intelectual, artístico y de esta forma desarrollar un movimiento vivo.

Los hechos ocurridos en la última semana en que un carabinero le disparó por la espalda al joven mapuche Brandon Hernández Huentecol, dan para reflexionar una vez más sobre el rol que cumplen las policías militarizadas en La Araucanía.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el historiador Fernando Pairicán dijo que se observa una niñez mapuche altamente violentada por la política de seguridad interna que ha impulsado el Estado.

En ese sentido, descartó que se tratara de un acto accidental porque también existen pensamientos de prejuicio y de racismo que incuba el facismo en las policías.

“Las armas no se disparan de accidente y si hubiese sido así el balazo le habría llegado a las piernas del niño y no en su cuerpo. Sin embargo, el arma estaba sin seguro lista para ser usada. Cuando uno ve que los policías se manifiestan por Facebook, por ejemplo, se lee “ya nos toca ir a Collipulli a pelear con estos indios”. Vemos que la  policía no está siendo educada bajo principios de derechos humanos”.

El autor del libro “Malón: la rebelión del pueblo mapuche entre 1990-2013” agregó que las autoridades políticas siguen gobernando como conquistadores.

“En Collipulli hay monumentos a la ocupación de la Araucanía, las calles llevan los nombres de los conquistadores, Cornelio Saavedra, el estadio en Temuco tiene el nombre de uno de los principales colonos que también son diputados. Entonces, son símbolos raciales que nos recuerdan que somos un pueblo vencido y conquistado”.

 Según comentó Pairicán, uno de los desafíos para la sociedad chilena es repensar culturalmente la negritud,  lo indígena y  los derechos colectivos. “La cultura no se puede transformar por un par de efectivos policiales, porque hay aspectos que inevitablemente nos configuran y son expresiones políticas e identitarias”, reflexionó.