Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de marzo de 2020

Escritorio MENÚ

Gaspar Rivas es declarado culpable de injurias contra Andrónico Luksic

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago declaró culpable del delito de injurias en contra del empresario Andrónico Luksic al diputado Gaspar Rivas. El parlamentario señaló que no se retracta de sus dichos y quedará a la espera de la lectura de la sentencia el próximo 28 de diciembre.

Claudio Medrano

  Viernes 23 de diciembre 2016 14:18 hrs. 





El diputado desaforado, Gaspar Rivas, fue declarado culpable del delito de injurias con publicidad en contra del empresario Andrónico Luksic, luego que el parlamentario tratara al dueño del Banco de Chile, a través de diversos medios de comunicación, de “hijo de puta”.

Fue el juez del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, Daniel Aravena quien leyó el veredicto luego de escuchar los alegatos de clausura de ambas partes en el contexto del juicio oral que se llevó por esta causa.

De acuerdo a lo expresado por la parte querellante, Gaspar Rivas actuó con dolo a la hora de proferir los insultos en contra de la persona del empresario, lo cual agravaría la falta cometida. Esto porque según las propias palabras del diputado desaforado “buscó el insulto adecuado para una persona como Luksic”.

El abogado representante de Luksic, Hugo Rivera, señaló que se acreditó que existió el ánimo de injuriar por parte de Gaspar Rivas “en cuanto a eso que no había intención de injuriar produce un poco de risa o irritación. Él dice que buscó las palabras apropiadas respecto del personaje”, señaló.

La defensa de Gaspar Rivas esgrimió durante los alegatos que no existió insulto hacia la persona de Andrónico Luksic, sustentando su argumento en lo expresado por un perito lingüístico, quien señaló en la audiencia que “hijo de puta” no hace referencia a una persona mala.

De todas formas Rivas afirmó que respeta el fallo aunque no se retracta de lo expresado en contra del empresario “un Tribunal puede decir que cometí el delito de injuria, si eso quiere decir que debo sentirme mal por esa sentencia eso es algo distinto. La resolución me condena a una pena privativa de libertad, no a retractarme”, reiteró.

Los representantes de Luksic esperan una pena privativa de libertad por 3 años, más el pago de una multa de 150 UTM y publicar el fallo del tribunal en los medios de comunicación donde el empresario emitió los dichos que significaron la querella en su contra.

Por parte de la defensa de Rivas, solicitaron 41 días de reclusión nocturna para evitar los 3 años.

Si bien el diputado no declaró, sí dio a conocer su postura, indicando que no se iba a disculpar por sus dichos. “Tengo mi conciencia tranquila. Más allá del resultado jurídico de este juicio.

Por otro lado, en la declaración de Luksic afirmó “ha sido afectada mi honra, ha sido afectada mi familia, he sido afectado yo en lo personal. Creo que hacía muchos años que nadie, con esa vehemencia, repetidas veces, ratificado públicamente, me había llamado un hijo de puta. Por eso es que estoy acá”, explicó el empresario.