Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 19 de mayo de 2024


Escritorio

Michelle Bachelet afirma que no volverá a asumir cargos de representación popular

Este fin de semana, la Presidenta ofreció una entrevista donde se refirió a la continuidad de su carrera política, al machismo de la sociedad chilena y a sus planes para el futuro.

Diario UChile

  Sábado 31 de diciembre 2016 17:37 hrs. 
Bachelet Qué Pasa

Compartir en

“Obviamente, está absoluta y totalmente descartado continuar en la política chilena, desde el punto de vista de cargos de representación. Ya es suficiente. Yo, en broma, siempre digo que quiero dedicarme a cultivar tomates. En el sentido de poder meter las manos en la tierra, algo que uno conoce, y que uno puede tener el producto que uno busca. Pero no es tan simbólico tan solo, ¿ah? Tengo ganas de hacer cosas como más manuales. Sí, sí. A mí me encanta cocinar, además, y todo eso”, señaló este fin de semana la Presidenta Michelle Bachelet.

En una extensa entrevista, la mandataria explicó los costos que ha tenido que enfrentar liderando el Gobierno y las diferencias que existen en política cuando se trata de ser mujer u hombre.

“Creo es que si hay un Presidente hombre que está pasando por alguna situación difícil, nadie habla de debilidad, de falta de liderazgo. Son otro tipo de expresiones que se utilizan, ¿no? Más allá de eso, las personas tienen lo que se llama un sesgo inconsciente o invisible y valoran de distinta manera a las mujeres y a los hombres. Y hay miles de estudios que lo demuestran. Por ejemplo, el de una pareja de estupendos funcionarios, en que los dos dan una entrevista regular no más. Y la respuesta del panel ante la mujer es: “Es insegura”. Y ante el hombre: “Tiene potencial”.

En la entrevista realizada por La Tercera, Michelle Bachelet declaró que su situación, pese al cargo y poder que ostenta, no es exclusiva de la política, sino que al contrario, puede ser extendida a todas las mujeres que trabajan y que tienen la obligación de conciliar su vida laboral y familiar.

“Eso les pasa a todas las mujeres trabajadoras también. Las mujeres que trabajan y hacen turno. De alguna manera, la sociedad las castiga moralmente. Que abandona la casa, que deja a los niños. Para la mujer, en general, insertarse en el mundo laboral y, por ejemplo, aspirar a ser gerente, si no se dedican todo el tiempo del mundo, no tienen alternativa de subir, porque se les exige sin tomar en consideración (lo demás). En Chile tenemos muchos más avances en algunos de estos temas que en Estados Unidos, donde no hay prenatal y posnatal. Pero igualmente en la cultura de las empresas el que la mujer se embarace es como un detrimento para la empresa. En la política pasa lo mismo. Cuando participaba en los temas de defensa, participé con un grupo muy interesante de mujeres en Estados Unidos que tenían un boletín cuyo titular era: “Sí, las mujeres podemos hacerlo todo. Pero no todo al mismo tiempo”. Eso debiera ser con los hombres también, en el sentido de que los hombres debieran compartir la responsabilidad familiar. Esto es un asunto cultural. En Europa, las familias se distribuyen las tareas; yo conocí a un diplomático danés que era el encargado de planchar en su casa. Imagínese en Chile cuántos hombres planchan. La mayoría no, para qué estamos con cosas. Ni lavan, ni cocinan, ni nada”, enfatizó.

Finalmente, la Presidenta se refirió al proyecto de aborto en tres causales, uno de sus compromisos de campaña que ha generado divisiones al interior de la Nueva Mayoría.

“Lo primero que yo quiero decir es que este proyecto de ley no pretende que las mujeres aborten. Lo que dice es que si por cualquiera de las tres consideraciones las mujeres consideran que no pueden vivir con ello, que las sobrepasa, puedan tener la opción y que no vayan por la cárcel por ello. Pero, por supuesto, van a ser acompañadas, apoyadas si desean mantener la situación. Ahora, también es bueno que haya un Parlamento con más mujeres, para que sean ellas quienes discutan de temas que viven las mujeres. Hasta ahora, por lo menos, los hombres no van a vivir jamás ni el embarazo ni la posibilidad de interrumpirlo”.

Síguenos en