Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Benjamín Lamarche: “Víctor Jara está siempre en el aire, bailando entre nosotros”

El bailarín y coreografo francés estrenará, en conjunto con Claude Brumachón y la Compañía de Danza Espiral, un montaje que repasa los momentos más fuertes de la vida de Victor Jara, y aunque su voz no aparece directamente, Lamarche asegura que puede escucharse "como el sonido del viento".

Victoria Viñals

  Martes 3 de enero 2017 11:17 hrs. 
brumachon-4





Hace dos años, en medio de una conversación con Manuela Bunster, el coreógrafo Claude Brumachon y el bailarín Benjamín Lamarche, tuvieron la idea de crear una obra para la Compañía de Danza Espiral y sus bailarines.

La inspiración y los motivos surgieron de inmediato: un homenaje a Víctor Jara que comprendiera su trabajo de artista, de poeta, de hombre comprometido.

“Para Manuela Bunster fue muy emocionante pensar en esto porque para ella representaría otra mirada del hombre que recordaba de su infancia, era otra manera de encontrar las cosas, otra manera de expresarse”, explica al teléfono Benjamín Lamarche.

La Compañìa de Danza Espiral fue fundada por Joan Jara (viuda de Vìctor Jara) y su ex esposo Patricio Bunster. Ambos bailarines, quisieron hacer de la danza una forma de arte popular, mas cercana a la gente y que al mismo tiempo constituyera una forma de resistencia a la dictadura y su miseria cultural.

El bailarín cuenta que junto con Brumachon poseen una estrecha relación con Chile. Con viajes frecuentes desde el año 92, en 1997 crearon la pieza ícono de la Compañía Movimiento, Los Ruegos.

Además, durante los últimos años, han realizado una serie de colaboraciones con la Compañía de Danza Espiral.  Destellos Volcánicos en 2012, El Testigo en 2014 y una serie de creaciones de pequeño formato dan cuenta de esta relación no sólo profesional, sino que afectiva.

claudebrumachonybenjaminlamarche3

La vida como tempestad

Después de dos años de investigación, los coreógrafos franceses estrenarán En la oscuridad desapareció un hombre de luz. La obra se adentra en el universo de Víctor Jara y propone un montaje que evoca su vida, sus afectos, el territorio y la política.

Recogiendo el duro recuerdo que persiste de la muerte del cantautor chileno, el montaje coreográfico reconoce su legado artístico y social, fundamental para la historia cultural de Chile.

“No es una historia biográfica, es una evocación de diferentes momentos fuertes de su vida en las poblaciones, con los estudiantes, al aire libre, con un pensamiento diferente y con sus ganas de cambiar el mundo con una canción política o humana”, señala Lamarche.

brumachon-1

En español la obra fue llamada En la oscuridad desapareció un hombre de luz, porque aparece Víctor Jara como un hombre que lo ilumina todo, “que siempre transporta la luz de la alegría, del amor, de la canción, de la lucha social, de ir más allá, de la naturaleza. A mí me parece que la gente va a sentir una cosa muy emocional porque habla de todo lo que pasó, pero también se puede tratar de cualquier cosa que va a pasar o que está pasando en un pueblo y sobre cómo existe gente que se puede juntar para cambiar el mundo”.

“Como un pintor que hace un fresco, nosotros dibujamos una obra en que los cuerpos de los bailarines evocan los diferentes momentos fuertes de la vida de Victor Jara. Así como lo pensamos, es una visión personal de lo que podemos decir de esta tempestad que fue su vida”, reflexiona el coreógrafo.

Pese a lo que podría pensarse, no se trata aquí de una obra biográfica de Victor Jara, ni de un musical, ni de una coreografía con sus canciones de fondo. Se trata de once personas en el escenario bailando. Con cuerpos que dejan de ser cuerpos para representar a sujetos, momentos, lugares, a la gente que se une para gritar su alegría o su tristeza.

¿Y entonces? La música fue compuesta especialmente para el montaje por Cristopher Zurflu, un artista francés con quien Brumachon y Lamarche trabajan desde hace un tiempo. “El no conocía a Víctor Jara antes, pero estuvo leyendo y estudiando mucho, se dejó atravesar con este hombre, con su vida, con su compromiso con la vida y compuso una música’.

brumachon1-43

¿Y la música de Víctor? ¿Y su voz?

A veces como un recuerdo del viento. Suben y salen de detrás de la música, recuerdos de la voz de Víctor Jara y se oye muy lento. El está siempre ahí, en el aire, bailando con nosotros”.

brumachon1-31

Coordenadas

Fechas: 19, 20, 21, 22, 26, 27, 28 y 29 de enero
Horarios: 19:30 horas
Valor: $4.000 General, $3.000 Estudiantes y Tercera Edad
Reservas de entradas: coordinacionespiral@gmail.com

Teatro Centro Cultural de Lo Prado
Paseo de las artes, 880, Lo Prado.
Metro Estación Lo Prado (Metro, Línea 5)