Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de mayo de 2024


Escritorio

Andrés Fielbaum: “Guiller quiere legitimarse con la Nueva Mayoría y el empresariado”

Los dichos del senador por Antofagasta sobre tomar acuerdos respecto al sistema previsional, generaron duras críticas de parte del frente amplio que vincularon la posición del parlamentario a la forma de gobernar de la nueva mayoría y la nefasta política de los acuerdos.

Montserrat Rollano

  Viernes 13 de enero 2017 20:22 hrs. 
file_20160915103107

Compartir en

“Con la derecha hay que llegar a acuerdo”. Con estas declaraciones el senador y candidato presidencial Alejandro Guillier defendió la cuestionada “política de los consensos” que caracterizó a los gobiernos de la Concertación.

En entrevista con La Tercera el legislador independiente sostuvo que “hay materias como la reforma previsional, ordenar la reforma educacional que son acuerdos nacionales que deben ser muy profundos”.

Una visión que es refutada por partidos y movimientos de izquierda que actualmente se encuentran trabajando en la conformación de un frente amplio. Entre ellos se encuentra Izquierda Libertaria cuyo primer secretario, Felipe Ramírez manifestó que estas declaraciones “demuestra que el candidato presidencial del Partido Radical asumió el papel histórico de la vieja concertación y el relato de la transición que aborda el mismo discurso que ayudó a conformar a la Nueva Mayoría”.

A juicio del dirigente, Guillier está retrocediendo al relato de los noventa con lo que “deja de vender la imagen de ser un candidato progresista y se asume como un candidato continuador de la transición”.

A las declaraciones del senador por Antofagasta se suman los dichos del ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, quien a través de una columna de opinión reivindica el rol del centro para asegurar mayorías políticas y señala que “un pacto relegado sólo a la izquierda podría ser testimonial” en alusión al incipiente frente amplio.

Al respecto el dirigente de Izquierda Libertaria manifestó que una fuerza es testimonial en la medida en que no representa los intereses y las demandas de la mayoría, las que están siendo abandonadas por el Gobierno de la Nueva Mayoría.

“Yo creo que el que una fuerza sea testimonial no tiene que ver con que se alíe con el centro o que sea una fuerza netamente de izquierda, tiene que ver con la capacidad que tenga esa fuerza de representar los intereses de la mayoría, yo creo que es ahí donde el frente amplio se está jugando sus cartas en un proceso de convergencia y de elaboración de un programa lo más participativo y democrático posible”.

En tanto, la integrante de la Coordinación Nacional del Movimiento Autonomista, Tania Madriaga expresó que las palabras del secretario de Estado reflejan una lectura conservadora de la política,  donde se defiende una manera de ser política que está desprestigiada por la ciudadanía.

“Estamos tratando de llegar a aquella gente que no está participando de la política como se la ha propuesto hasta hoy día el duopolio, estamos tratando de construir una convocatoria que supere esas lecturas desde nuestro punto de vista conservadoras de la política (…) habrá que preguntarles a ellos cuál es su lectura de lo que ellos están haciendo, porque seguir valorando la política tradicional con el nivel de cuestionamientos que tiene. No me queda claro qué está defendiendo el ministro Barraza”.

En relación a los dichos de Alejandro Guillier, la dirigenta indicó que si la política se entiende como “un juego de negociaciones entre los actores que existen, el escenario no cambiará nunca”. Además, afirmó que a acuerdos se va a tener que llegar siempre, el tema es hacer valer el interés de las mayorías.

En tanto, el vocero de Izquierda Autónoma, Andrés Fielbaum apuntó a que sus declaraciones reafirman que la Nueva Mayoría es una Concertación 2.0 y una forma de gobernar que también se ha visto durante la actual administración y que termina consolidando reformas que se limitan a una concepción de un Estado subsidiario.

Además, el dirigente manifestó que Guillier con estas declaraciones pretende legitimarse frente al sector empresarial.

“La sensación queda en las últimas declaraciones de Alejandro Guillier es que él quiere legitimarse con el partido del orden histórico de la transición chilena, que quiere legitimarse frente al gran empresariado”.

En relación a los dichos de Barraza, Fielbaum desestimó que la Nueva Mayoría sea una alianza de centro izquierda, apuntando a que ha sido “el brazo político de los grupos empresariales”.

Asimismo, reconoció que el Frente Amplio tiene el riesgo de caer solamente en la capacidad de criticar, por lo que el desafío es tener una relación muy estrecha con los movimientos sociales y conquistar una bancada parlamentaria para poder impulsar los cambios.

Síguenos en