Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Giorgio Jackson: “Flexibilización del refichaje abre espacio al fraude electoral”

Continúa la polémica en el mundo político a raíz de la decisión del Servel de flexibilizar el proceso de refichaje de militantes para los partidos políticos. Mientras que desde los partidos emergentes reiteraron sus críticas y anunciaron que acudirán a la Contraloría para impugnar esta decisión, desde la Nueva Mayoría también cuestionaron esta decisión del organismo.

Montserrat Rollano

  Jueves 2 de febrero 2017 19:36 hrs. 
Refichaje3

Visiones encontradas existen al interior de la Nueva Mayoría en torno a las medidas que anunció el Servicio Electoral (Servel), luego que desde algunas colectividades solicitaran mayores facilidades en el proceso de refichaje.

Desde el PPD pidieron inscribirse vía electrónica, sin recurrir a la clave única que se obtiene de manera presencial.

Para el Partido Comunista este sistema no marca diferencias entre las colectividades, por lo que no existirían inconvenientes, siempre y cuando no se dé espacio para posibles irregularidades. Así lo expresó el secretario general del PC, Lautaro Carmona.

“No es una petición a la medida nuestra, del Partido Comunista. No es una medida técnica de acceso restrictivo de un sector, está abierto a todas y todos. Lo que queremos pensar es: ¿todos quienes figuren en los padrones del registro electoral son realmente en voluntad propia militantes o adherentes de aquel partido? Si así lo fuera, en mi opinión lo otro, cumpliendo con los rigores de la ley, debe ser un tema menor”

Sin embargo, el diputado socialista y presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade, recordó que existió un acuerdo político durante la discusión de esta normativa y que dicho pacto se debe respetar. “Cualquier transgresión a ese acuerdo es un profundo error político” señaló el ex líder del PS.

Asimismo, Andrade expresó que no le parece que a partir de las dificultades que pueda tener uno u otro partido se flexibilicen estas normas, ya que esto sólo trae consigo el incentivar una pugna entre los partidos tradicionales y las colectividades en formación.

“Yo creo que las reglas están claras, estuvieron claras siempre, estuvieron claras para todos, todos operaron sobre las bases de ciertas reglas, cambiar esas reglas genera un debate desafortunado, porque revive la tensión que tuvimos entre los partidos tradicionales con los partidos en formación, y en ese debate los que van a pérdida van a ser siempre los partidos tradicionales”.

El parlamentario aseguró que su partido ya alcanzó la meta de los 17.500 militantes que exige la ley y que esperan llegar a más de 40 mil reinscritos, situación similar a la de la Democracia Cristiana.

Caso distinto es el de partidos como el PPD o el Partido Radical, los cuales apenas bordean los 10 mil militantes refichados.

Desde los partidos emergentes reiteraron sus críticas a la determinación del Servicio Electoral, la que califican de “inaceptable”.

El diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, anunció que de ser necesario acudirá a la Contraloría General de la República.

“Lo más probable es que vayamos a la Contraloría a preguntar si esta es una decisión que puede tomarse por parte del Servel de manera autónoma o si requiere de una modificación legal porque lo que le mandatamos al Servel era un sistema electrónico fidedigno, y si hay algo que este sistema no tiene –el que quieren implementar para los partidos tradicionales- es fidedigno, es un espacio totalmente abierto para el fraude, en este caso electoral”.

El presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría, mencionó que le parece “una polémica artificial”. Según Santamaría, “no se hace una distinción en los distintos trámites. Una cosa es la constitución de partidos nuevos y otra cosa muy diferente es la reinscripción de actuales afiliados en partidos constituidos”.

Sin embargo, Sebastián Depolo, presidente de RD, agregó que con esta disposición el Servel suma un error más al conjunto de polémicas que han deslegitimado su accionar, manifestando que la entidad “está en una espiral de decadencia institucional producto de que cede a las presiones políticas de los partidos tradicionales”.