Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de octubre de 2022

Escritorio

El blindaje a Aarón Cavieres le puede costar la elección a la Nueva Mayoría

El Ministerio de Agricultura tiene la potestad para destituir al cuestionado director de la Conaf. Sin embargo, el Gobierno ha preferido mantenerlo en el cargo, pese a las críticas por su desempeño en los incendios. Analistas aseguran que la decisión puede jugar en contra del bloque oficialista, sobre todo, si la reconstrucción no es óptima y oportuna.

Abril Becerra

  Martes 21 de febrero 2017 19:04 hrs. 
cavieres

Compartir en

El 20 de enero el director de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Aarón Cavieres, dio una entrevista en televisión para referirse al estado de los incendios que finalmente afectaron a más de 336 mil hectáreas a lo largo del país. “Los recursos son elevados, tenemos más brigadistas que los que hemos tenido nunca, tenemos más aeronaves, tenemos más sistemas de emergencia, la cantidad de recursos es muy grande”.

Luego de la entrevista, Cavieres fue duramente cuestionado, sobre todo, por la información que reveló que de los seis aviones del organismo sólo tres estaban operativos para enfrentar los focos de fuego que se produjeron en ese momento.

Con ello también surgieron críticas respecto de eventuales delitos en los contratos suscritos por Conaf y Onemi con tres empresas de combate y extinción de incendio que actualmente son investigadas en España por soborno, tráfico de influencias, colusión y cohecho.

Frente a ello, distintos parlamentarios solicitaron la salida del líder de Conaf: “Le pedimos la renuncia por no haber estado acorde a las necesidades que el país tenía para enfrentar el incendio más grande de nuestros últimos años”, señaló entonces el jefe de la bancada de diputados UDI, Juan Antonio Coloma Álamos.

Sin embargo, pese a las insistencias de uno y otro sector, el Ejecutivo defendió la administración de Cavieres. “Tengo la convicción de que sin la Conaf este incendio no habría podido ser apagado en los plazos en que fue apagado”, afirmó desde La Moneda la vocera de Gobierno, Paula Narváez.

Las declaraciones del palacio presidencial, sin embargo, más que tranquilizar los ánimos respecto de las responsabilidades de Conaf en la magnitud del siniestro, agudizaron el debate. Por ello, desde la DC determinaron levantar una comisión investigadora.“Los motivos para realizar esta instancia tienen que ver con que consideramos que este lamentable siniestro podría haberse minimizado si hubiésemos hecho una buena campaña preventiva, señaló el diputado Iván Flores, uno de los promotores de la iniciativa.

“Y esto lo digo porque hace más de un año y medio, personalmente le plantee tanto al Ministro de Agricultura como al director de Conaf, la preocupación de lo que el cambio climático podría generar respecto de sus efectos y riesgos en incendios importantes. Veníamos saliendo del gran incendio de Valparaíso, habíamos tenido la experiencia de Torres del Paine en 2012, con un tremendo informe de la comisión investigadora, con un montón de recomendaciones que no estaban implementadas. Se lo dijimos y en su momento Cavieres se encogió de hombros y dijo: ‘bueno, no puedo decir nada’”, comentó el parlamentario.

El blindaje político

Para muchos, el incendio ha sido una muestra más de cómo en el país nadie asume las responsabilidades políticas frente a los grandes desastres. Ejemplos sobran, Sename, pensiones millonarias en Gendarmería y lo ocurrido en el Registro Civil, son solo parte de la lista.

En este caso puntual, políticos de diversos sectores han criticado el blindaje político al director de Conaf. De ahí que hasta el minuto no haya sido removido del puesto que es otorgado por el Ministro de Agricultura. Es esta secretaría la que tiene la potestad de removerlo del cargo sin mediar explicaciones.

“La historia nos entrega antecedentes que por mucho menos han salido autoridades y aquí tenemos a un señor que ha sido sordo, ciego, tozudo y no le pasa nada. Entonces, hoy no entiendo esta defensa corporativa”, sentenció el diputado Flores.

Según Alejandro Olivares, profesor del Instituto de Asuntos Públicos (INAP), el no remover a Cavieres corresponde más bien a una estrategia política. “Cuando se saca a una autoridad, cualquiera que sea, en medio de un proceso de crisis, puede generarse un efecto aún mayor, una suerte de vacío de poder”, instancia que no estarían dispuestos a enfrentar en el bloque oficialista.

En esa lógica, el analista espera que en marzo se tomen las acciones políticas correspondientes. Su salida, asegura, sellará la sensación de que “efectivamente acá las instituciones no funcionan”. 

Una estrategia con costos 

La decisión del Ejecutivo, sin embargo, acarreará consecuencias para la administración Bachelet. Así lo interpreta Olivares “El no tomar una decisión en Conaf o no tomar una decisión de reestructuración es una arma cargada, es un problema latente para que los adversarios políticos, Sebastián Piñera y la derecha, tengan un constante foco de críticas respecto de la gestión”, lo que en año de elecciones intensificará los cuestionamientos.

“Pero también el problema que tiene el Gobierno ahora es la reforestación y la reconstrucción de algunos pueblos. Ahí Conaf debiera tener un rol activo”, recomienda el analista, para quien de no desarrollarse una reconstrucción rápida, oportuna y de buen nivel, “habrá un costo muy alto para los candidatos de la Nueva Mayoría que van a postular para diputados, senadores y también para quién compita por la presidencia”.

Durante las próximas semanas, en tanto, en el Congreso se constituirá la comisión investigadora de los incendios forestales. A esta instancia deberá ser citado el director de Conaf, quien pese a todas las críticas insiste en defender su gestión sin ningún tipo de mea culpa.

Desde el Ministerio de Agricultura informaron que no se referirán a la situación, principalmente, porque adscriben a las declaraciones del Gobierno que ha dicho que respalda la labor del funcionario. Por lo tanto, desde esa cartera, no se vislumbra la salida del cuestionado Aarón Cavieres.

Síguenos en