Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de octubre de 2022

Escritorio

Cuba, Mariana Aylwin y el PC: El nuevo dolor de cabeza del oficialismo

Continúan las repercusiones en torno a la prohibición de ingreso a Cuba de la militante DC, Mariana Aylwin. Desde la embajada de ese país aseguraron haber advertido con anticipación que el acto en el que participaría la ex ministra de Educación no se realizaría, por lo que acusaron la existencia de una provocación con el fin de desestabilizar al gobierno de Raúl Castro.

Montserrat Rollano

  Miércoles 22 de febrero 2017 20:59 hrs. 
mariana aylwin

Compartir en

En medio de la controversia generada por la decisión del gobierno cubano de prohibir la entrada de la ex ministra DC, Mariana Aylwin, este miércoles la embajada de ese país emitió un comunicado en respuesta a las declaraciones de la ex secretaria de Estado.

En el texto se afirma que existió “una grave provocación internacional contra el Gobierno cubano la que fue gestada por un grupo ilegal anticubano con el contubernio y financiamiento de políticos e instituciones extranjeras, a fin de generar inestabilidad interna”. Entre los involucrados, señala esta declaración, “está la exministra y exparlamentaria Mariana Aylwin, a quien se le impidió viajar a La Habana”.

Asimismo desde la Embajada de Cuba manifestaron haber informado, disuadido y prevenido que se efectuara este acto que calificaron como una “provocación”, junto con lamentar la “manipulación con fines políticos internos de Chile”.

Previo a la declaración del gobierno cubano, desde el Partido Comunista chileno, el diputado Daniel Núñez cuestionó las reales intenciones de Mariana Aylwin, acusando la existencia de una provocación por parte de la militante DC para generar un conflicto entre Chile y Cuba, pero además, “torpedear” la relación entre el PC y la Falange.

En ese sentido, el parlamentario recordó que la ex ministra reiteradamente ha dicho que no comparte y no cree en la Nueva Mayoría, junto con realizar permanentemente juicios a la administración de Michelle Bachelet.

En ese contexto, este miércoles parlamentarios y dirigentes de la Democracia Cristiana reforzaron sus cuestionamientos hacia la continuidad del bloque oficialista, y aseguraron que analizarán el tema en el Consejo Nacional de la colectividad, tensionando aún más las relaciones en el conglomerado.

Desde la Falange, su jefe de bancada, Fuad Chahín en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile cuestionó la declaración de la embajada cubana en nuestro país, junto con emplazar al PC a terminar con las ambigüedades en torno a este tema: “Yo espero que el partido Comunista después de conocer todos los hechos pueda terminar de una buena vez con esta ambigüedad y que se atreva a condenar el autoritarismo cuando viene de un régimen de izquierda”.

En tanto, desde la colectividad encabezada por Guillermo Teillier luego de reunirse la comisión política del partido, emitieron una declaración en la que señalan que “es necesario aclarar el por qué se origina tal situación, teniendo presente las diferentes posiciones políticas que prevalecen respecto a Cuba en nuestro país”.

En ese sentido, aseguraron que están analizando los hechos antes de emitir una opinión definitiva, la que se dará a conocer durante los próximos días, pese a las exigencias falangistas que piden acelerar una respuesta.

En materia oficial, el embajador de Chile en La Habana ya regresó al país para informar la situación de Mariana Aylwin. Ricardo Herrera se reunirá la próxima semana con el canciller Heraldo Muñoz para entregar un documento sobre su percepción de la prohibición que recayó sobre la ex ministra de Educación.

Las expulsiones chilenas

La reserva al derecho de admisión, así como visar la entrada a un país y decretar expulsiones, son medidas adoptadas por todos los países alrededor del mundo.

En el caso de Chile, esto ocurrió hace algunos meses con dos jóvenes peruanos que venían a participar de un encuentro anarquista, quienes fueron expulsados de nuestro país.

Misma situación ocurrió a fines de enero con un periodista italiano quien trabajaba para un sindicato cubriendo movilizaciones, el que fue expulsado por “participar de actividades anti sistémicas” y cuyo decreto de expulsión fue firmado por el Intendente Metropolitano, el DC Claudio Orrego.

Mientras, en diciembre pasado se le impidió el ingreso a nuestro país a un grupo de músicos de una banda punk proveniente del País Vasco.

Caso similar es el de la abogada y política colombiana Piedad Córdoba quien pretendía visitar el sur del país para participar de actividades relativas a la situación indígena. Sin embargo, en el aeropuerto de Santiago fue retenida e interrogada, lo que motivó que decidiera retornar a Colombia.

Síguenos en