Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

La Sinfónica dedica su próximo concierto a los sonidos latinoamericanos

Bajo la dirección de Francois López Ferrer, la agrupación interpretará obras de Berlioz, Copland, Gerhswin, Ginaster, Moncayo y Márquez, todas influenciadas por los ritmos del continente.

Diario Uchile

  Martes 28 de marzo 2017 9:30 hrs. 
Francois_OSCH





Un variado programa es el que ofrecerá la Orquesta Sinfónica Nacional este fin de semana, con obras de seis compositores diferentes: Carnaval romano, de Héctor Berlioz; El salón México, de Aaron Copland; Obertura Cubana, de George Gershwin; Suite Estancia, de Alberto Ginastera; Huapamango, de José Pablo Moncayo; y Danzón de Arturo Márquez.

“El tema principal de este programa es cómo los países latinos han influenciado a los compositores, como fue el caso de Copland cuando visitó México, por ejemplo”, dijo François López-Ferrer, director asociado de la orquesta, quien se hará cargo de la conducción del concierto.

“Es un programa muy festivo. La obra de Berlioz comienza con una explosión de toda la orquesta y está muy en línea con todas las otras obras”, detalló.

“Es un programa difícil, pues requiere mucha atención, energía y fuerza de parte de los músicos, lo que no es fácil mantener durante todo el concierto”, añadió.

El programa

Compuesta en 1833, la obertura del Carnaval Romano fue escrita por Berlioz al mismo tiempo que su Gran tratado sobre instrumentación y orquestación modernas.

Por su parte, El salón México, compuesta por Copland entre 1933 y 1936, fue inspirada por el primer viaje del compositor a México, resultando finalmente una representación musical de Latinoamérica desde los ojos de un estadounidense.

Durante las décadas del 30 y 40, la música latinoamericana despertó interés en la sociedad estadounidense, un fenómeno que fue respaldado por la Política de Buena Vecindad impulsada por el gobierno de Franklin. D. Roosevelt. Es en este contexto que se concibe la Obertura Cubana de George Gershwin. Titulada originalmente Rumba, la obra fue inspirada por un viaje que el músico de Brooklyn hiciera a La Habana, en 1932.

Contando con 25 años y siendo ya un compositor respetado, Ginastera recibe en 1941 el encargo de componer un ballet que reflejara la cultura de los campesinos de la pampa argentina. Es así que el músico se inspira en Martín Fierro, poema narrativo de José Hernández (1872) que despliega una relectura en clave heroica  de la figura del gaucho. Dicho escrito, referente del criollismo literario argentino, sería el germen del ballet Estancias op. 8.

José Pablo Moncayo presenta una particular concentración de obras para orquesta en la década de 1940. A esta época pertenece precisamente su famoso Huapango, estrenado en 1941 en un concierto de música mexicana. El término designa fiestas populares de la región costeña de varios estados de México.

Finalmente, el danzón es un ritmo de origen cubano surgido hacia finales del siglo XIX, que tiene sus antecedentes en la mezcla de danzas de salón europeas con danzas populares vernáculas. Arturo Márquez, destacado compositor mexicano que toma como referente de  inspiración el acervo cultural latinoamericano, recibe en 1994 el encargo de la  Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (Ofunam) de componer una obra. Márquez escribe entonces Danzón Nº2 para orquesta, la que se estrenó en marzo de ese año.

Francois López Ferrer.

Francois López Ferrer.

Los conciertos  se realizarán a las 19:40 horas de este viernes 31 y sábado 1 de abril, en el Teatro Universidad de Chile, ubicado en Providencia 043, Metro Baquedano. Las entradas tienen valores entre $6.000 y $15.000 para público general, con descuentos para estudiantes, personas de la tercera edad y funcionarios de la U. de Chile.

Más información en CEAC.