Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de octubre de 2022

Escritorio

Cuota de género y renovación de caras: dos exigencias internas de la DC

Desde la colectividad reconoce que el tema ha quedado rezagado, lo que podría generar molestia en algunos lotes partidarios. Sin embargo, avanzan las negociaciones para cumplir con las demandas internas. A días de tomar una definición presidencial, desde la DC adelantan que están por constuir unidad en la Nueva Mayoría.

Maximiliano Alarcón

  Martes 25 de abril 2017 19:50 hrs. 
frei goic

Compartir en

No todo es materia presidencial en la Democracia Cristiana, a la carrera de Carolina Goic por el sillón presidencial se suma la discusión parlamentaria, mapa electoral que ha estado detenido en pos de analizar el mejor camino para la DC.

En la colectividad tienen claro que ambas competencias están unidas, así, de triunfar la opción de ir con la senadora directamente a la primera vuelta presidencial, saben que deben negociar con el resto de la Nueva Mayoría para potenciar la opción parlamentaria, donde se ha adelantado que habrían algunos senadores que temen que su reelección se vean entrampada en caso de optar por el camino.

En el consejo de la DC realizado el pasado lunes, los asistentes se abrieron a las posibilidades de una o dos listas parlamentarias, dando pie a la negociación con los demás socios del bloque. Esto porque, si bien el ideal de la falange es ir con dos listas, entienden que si los demás partidos aceptan el que la presidenta de la colectividad vaya a primera vuelta, no pueden también imponerse en el escenario parlamentario, tomando en cuenta que la posición del PS, el otro partido con más fuerza en el conglomerado, es de ir con una sola lista.

El sentir generalizado en la falange es que hay que conseguir un acuerdo con las demás colectividades, independiente de los términos, pero evitando que la DC quede sola en una lista.

Así lo explicitó el diputado Fuad Chaín, quien señala que en aquel escenario el único destino sería un mal resultado electoral: “Lo que no puede hacer la DC es el camino propio. O sea, candidatura presidencial y lista parlamentaria propia sin acuerdos. Eso es un suicidio para la DC y también para la Nueva Mayoría, porque eso significa que ya no hay posibilidad de acuerdo futuro y vamos a quedar en una posición de enfrentamiento”.

Las negociaciones internas

Los demócrata cristianos aún no han comenzado una negociación interna, lo que fuentes de la directiva calificaron como “lamentable”, porque quieren evitar la posibilidad de un conflicto interno, poniendo como ejemplo un posible temor proveniente de los “chascones”, específicamente del diputado Víctor Torres, de que Carolina Goic privilegie a su sector dentro de los cupos parlamentarios.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el parlamentario dijo estar tranquilo por la disponibilidad mostrada para dialogar con la Nueva Mayoría, “no sólo por el tema electoral, sino por la señal que habría significado el que la DC quedara fuera de una coalición de centro izquierda que requiere fortalecerse”.

Además de los temores hay exigencias, entre estos, el de la juventud, sector que espera que la directiva de Goic les asegure un cupo para su presidente, Diego Calderón, quien quiere competir en el Distrito 14, que comprende las comunas San Bernardo, Buin, Paine, Calera de Tango, Talagante, Peñaflor, El Monte, Isla de Maipo, Melipilla, María Pinto, Curacaví, Alhué, San Pedro y Padre Hurtado.

Otro de los puntos a considerar es la cuota de género, donde –según la ley- cada partido debe cumplir con el mínimo de un 40% de participación de mujeres. Desde la tienda reconocen que esta medida es “conservadora”, argumentando que en caso de ir con una lista parlamentaria, en los distritos donde tengan hombres en el ejercicio parlamentario, el hecho de buscar a una mujer que acompañe en la lista a quien ostenta el cargo, la deja en desventaja.

Pero por otra parte, esta cuota complica al partido en el sentido de que debido a la distribución que se deba hacer a nivel nacional, en algunos lugares se deba incluir a una candidata “por cumplir”, sin que tenga reales opciones de convertise en parlamentaria.

Así,  fuentes internas analizan que de los dos escenarios, el que les permitirìa integrar de mejor forma a la juventud y a las mujeres, es la de dos listas parlamentarias. Sin embargo, debido a la necesidad de fortalecer el vínculo con la Nueva Mayoría, creen que aceptarán competir en nómina única, posibilidad que atemoriza a algunos parlamentarios.

Desde la directiva señalan que este temor corresponde a “los que no pueden salir por sí solos”, pero indican que por ejemplo, en regiones como la del Maule, los congresistas no están nerviosos porque es la zona en que el partido tiene mejor resultado electoral.

En tanto, para potenciar la lista, los nombres que hasta ahora maneja la Democracia Cristiana son Soledad Alvear, Mariana Aylwin, Ximena Rincón y Jorge Burgos.

Síguenos en