Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Gobierno enfrenta complejo escenario frente a decisión DC de ir a primera vuelta

La decisión de la Democracia Cristiana de desechar las primarias de la Nueva Mayoría generó un reordenamiento del mapa político en el oficialismo. Desde el Gobierno reconocieron la existencia de “un nuevo escenario”, mientras que en los partidos expresaron su preocupación frente al apoyo que puedan tener algunos proyectos que quedan por aprobarse. En ese sentido, manifestaron que el tema debe ser abordado a la brevedad, considerando que varios funcionarios de Gobierno, entre ellos el jefe de gabinete, Mario Fernández pertenecen a las filas de la Democracia Cristiana.

Montserrat Rollano

  Martes 2 de mayo 2017 19:48 hrs. 
nueva-mayoria-600x330


El quiebre al interior de la Nueva Mayoría luego de la decisión de la DC de competir en la primera vuelta, ha abierto una serie de interrogantes acerca del futuro de la coalición oficialista y su relación con el Ejecutivo.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile el secretario general de la DC, Gonzalo Duarte, abordó el escenario al interior de la coalición haciendo hincapié en que hay otros instrumentos para construir la unidad, además del tema presidencial.

EL dirigente planteó que les parece “un error juzgar sólo la carta presidencial como el único instrumento de unidad. Creemos que hay distintos instrumentos para construir esa unidad de centro izquierda y en eso estamos abiertos y así se lo hemos expresado de distintas maneras en acuerdo incluso unánime de la Democracia Cristiana”.

A pocos días de ocurrida la Junta Nacional de la Falange, no solo no existe claridad respecto al tema parlamentario, sino que además, no se sabe qué es lo que ocurrirá con la agenda legislativa y cuál será la relación que existirá entre la DC y el resto de los partidos de la hasta hoy, Nueva Mayoría.

Duarte enfatizó que no repetirán experiencias similares y no firmarán un “cheque en blanco”, en alusión a lo que ocurrió con la conformación del programa de la Nueva Mayoría cuando Michelle Bachelet fue candidata.

En tanto este martes todos los presidentes del conglomerado fueron invitados a una actividad presidencial en el Palacio de La Moneda. Sin embargo, el único partido que no estuvo representado en el acto fue la Democracia Cristiana.

En ese marco las demás colectividades reiteraron su postura contraria a competir junto a la DC al Parlamento. El líder del Partido Socialista Álvaro Elizalde comparó la decisión de la Falange con la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea o “Brexit”, y apuntó al error cometido por ese partido señalando que quienes respaldaron la determinación de ir a primera vuelta, podrían arrepentirse. “Esto es una decisión de la cual poco a poco y con el paso de los días, los mismos que la suscribieron probablemente van a empezar a cambiar de opinión”.

Respecto a la relación que tendrán de ahora en adelante los partidos con el Gobierno, el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete dijo que espera que el Ejecutivo convoque a las colectividades para evaluar este nuevo contexto. “Eso es un tema que tenemos que resolver con el Gobierno. El Gobierno debiera citar en estos días a una reunión a los partidos para ver las nuevas reglas del juego para campañas y para los temas legislativos y de gobernanza”.

Además, el ex alcalde de Lo Prado le cerró la puerta a un acuerdo con la DC: “es totalmente imposible tener un candidato presidencial que tiene dos listas parlamentarias con apoyos distintos” y agregó “que hagan su tarea, el resto tendremos que hacer la nuestra”.

En el Partido Comunista también expresaron su preocupación respecto a lo que ocurra durante el resto del mandato de Michelle Bachelet dado este reordenamiento al interior del oficialismo.

El presidente del PC, Guillermo Teillier señaló que esperan reunirse con la DC durante los próximos días para discutir, entre otras cosas, qué ocurrirá con las leyes que están en tramitación.

El representante comunista puntualizó que “el panorama que preocupa es cómo queda el Gobierno en este caso. Yo creo que nos vamos a reunir con la Democracia Cristiana todos los partidos porque debemos ponernos de acuerdo respecto de las leyes (…) y se va a empezar a ver cómo está el apoyo a las leyes”.

Desde el Gobierno, la ministra vocera Paula Narváez, reconoció la existencia de “un nuevo escenario en la coalición” y aseguró que buscarán reorganizar la manera de trabajar en este nuevo contexto.

Consultada acerca de si continuarán las habituales reuniones de coordinación entre el Ejecutivo y los partidos, la portavoz evitó dar una respuesta afirmativa, aunque manifestó la disposición del Gobierno para generar instancias de conversación con los partidos de la Nueva Mayoría.