Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

La nebulosa que envuelve a la señal cultural de TVN

El proyecto de canal cultural de TVN reposa en el Congreso hace meses. A pesar del anuncio de una importante inyección de recursos por parte del Estado, los avances son tibios y el proyecto no tiene carácter de urgente para el Ejecutivo. Existe una serie de difusas definiciones que aún no se zanjan y que, probablemente, no alcancen a ver la luz antes del fin del periodo Michelle Bachelet.

Martín Espinoza

  Sábado 6 de mayo 2017 13:14 hrs. 
tvn


En mayo de 2015 el Ejecutivo anunció el proyecto que pretende crear un canal cultural al alero de TVN. A través de una inyección de 70 millones de dólares, el gobierno de Michelle Bachelet pretendía cumplir con la implementación de la televisión digital de la estación pública y con la inversión de 25 millones de dólares más aspiraba a poner en marcha una señal cultural. La idea era levantar una señal sin publicidad que acerque contenidos educativos, culturales e infantiles a la población.

A dos años del anuncio, los avances son escasos. El proyecto ingresó el 19 de mayo de 2016 como una indicación sustitutiva que modifica la Ley 19.132 de TVN, pero aún no está claro su progreso. Se ha puesto en duda si podrá o no ver la aprobación antes de marzo del año 2018, cuando culmine el mandato de Bachelet. Pero todo indica que no.

Valerio Fuenzalida, académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica señala que el progreso del proyecto está sumido en una total ambigüedad:”Tengo la impresión de que eso está bastante detenido por dos cosas principalmente. Primero, porque eso supone una inyección de recursos considerable y está poco claro a qué van a ir a parar eso recursos; y en segundo lugar, el proyecto mismo de canal cultural con agregado infantil está muy confusa”.

Fuenzalida cree que existe una nebulosa en torno a los objetivos del proyecto. Asimismo, es crítico del formato que puedan adaptar los contenidos del canal, señalando que crear una señal que contenga una parrilla miscelánea mezclada con franja infantil ha demostrado no ser la mejor estrategia para atraer audiencias.

Otra de las aristas complejas es la que dice relación con el financiamiento. El anuncio del Ejecutivo respaldó la idea de que este nuevo espacio sea un canal público, gratuito y sin publicidad. Ante dicha noticia fueron varios los que levantaron la voz afirmando que restringir la publicidad de forma absoluta no sería una medida apropiada.

Chiara Saéz, académica del Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile declara en esa línea: “Me parece que limitar la publicidad totalmente para la señal pública sólo sería hacerle un favor a los canales privados. Creo que hay que establecer ciertos criterios de selección para la publicidad que pase el canal, como que no sean marcas de comida chatarra u otros requisitos, pero bajo ninguna circunstancia debe dejársele el monopolio de la publicidad a las señales privadas”.

A pesar de las intenciones del Ejecutivo, han sido varios los que han manifestado que la inversión a TVN no se corresponde con las prioridades nacionales. Así lo han señalado los parlamentarios Ignacio Walker, Andrés Zaldivar, Andrés Allamand y Felipe Harboe, entre otros.

Manuel Antonio Matta, presidente de la comisión de Transporte y Telecomunicaciones en el Senado, da cuenta del estado del proyecto: “Es un proyecto que está aprobado en general hace años, pero estamos en pleno proceso de indicación por indicación. En esa materia estamos bastante atrasados. En términos generales el proyecto no ha tenido mayores avances. No es un proyecto que en este momento esté avanzando con la rapidez que quisiéramos”.

La que ha iniciado una campaña pública en contra de la concreción del proyecto ha sido la abanderada presidencial de la DC Carolina Goic. La senadora ha propuesto redistribuir el aporte que recibirá TVN hacia, al menos, 100 medios regionales y señales comunitarias.

Hace dos semanas, la candidata de la falange señaló que “hoy día se nos propone entregar una cifra millonaria a TVN para su capitalización, pero a mí me parece que respecto del objetivo de potenciar espacios comunicacionales, que tengan que ver con la identidad de la gente, que cumplan con el rol público, esos recursos tienen mucho más sentido en los medios regionales”.

Con el progreso detenido y una serie incertidumbres la señal cultural, educativa e infantil de TVN parece estancada. Sin el oficialismo cuadrado y con una derecha sobrepreocupada por el bienestar de la billetera fiscal parece que la iniciativa reposará un buen tiempo en Valparaíso.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.