Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Michelle Bachelet “del dicho al hecho” en su última cuenta pública

La última presentación ante el Congreso tendrá mucho de despedida. En anuncios, se esperan proyectos para Educación, Salud y Transporte, principalmente. Pero ¿cuánto de lo prometido hasta aquí se cumplió? Fundación Ciudadano Inteligente elaboró un detallado estudio sobre el tema.

P. Campos y K. Palma

  Miércoles 31 de mayo 2017 22:48 hrs. 
Cadena-Nacional-de-Presupuesto-Presidenta-Michelle-Bachelet-1024x790





Las cuentas públicas son tiempo de balances, más cuando se enfrentan a meses de terminar una administración.

Así, en el suma y resta del gobierno de Michelle Bachelet hay varios pendientes, pero también existen cuentas alegres que sacar. El recorrido por los principales hitos será parte del discurso que por primera vez se hace en junio.

El Ministro del Interior adelantó que la Presidenta mirará globalmente su administración; mientras que la propia Michelle Bachelet usó sus redes sociales para comentar que, a la larga, y con el detalle de la cuenta, los chilenos quedarán con una buena percepción de su gestión.

Pero más allá de las impresiones propias de cada sector: ¿Cuántas promesas legislativas ha cumplido Michelle Bachelet?

Según el estudio “Del dicho al hecho” elaborado por Fundación Ciudadano Inteligente, Michelle Bachelet ha cumplido, por ejemplo, con el 100 por ciento ciento de lo prometido en Energía; también destacan la labor en medio ambiente, y justicia y DDHH.

En el lado contrario está Estado. De tres promesas (Transparencia en FFAA, Ley de Responsabilidad Fiscal Regional, y creación de plataforma digital para notarios y conservadores) no se ha avanzado con ninguna.

Ciencia y Tecnología tampoco saca buena nota. Según el documento, la mandataria solo ha cumplido un 40 por ciento de la única promesa para el sector: la creación del ministerio. Género alcanza la misma puntuación, quedando a medio trámite la reforma a la ley de Violencia Intrafamiliar. Migraciones es otro de los grandes pendientes, uno que probablemente no tendrá respuesta en esta administración. 

Pero ¿qué pasa con temas más sensibles como salud, educación o pensiones?

Salud

Según el estudio,en un poco más de tres años de Gobierno, Michelle Bachelet ha logrado cumplir un 67 por ciento de los prometido en salud.

De hecho es uno de los ámbitos en los que más ha cumplido. Por ejemplo, la creación de un Fondo Especial de Medicamentos de Alto Costo, también conocido Ley Ricarte Soto, ya se está implementando. Esta política busca responder a la demanda bajo protocolos específicos para financiar tratamientos costosos.

Otra de las promesas que está avanzada es el Plan Nacional para la formación y retención de médicos especialistas, cuyo objetivo es apoyar la formación de cuatro mil nuevos profesionales especializados e incentivar el ingreso de más de cinco mil médicos a dichos programas. Esta medida tiene dos proyectos de ley asociados, los cuales se encuentran en distintos trámites constitucionales en el Congreso.

En tanto, sobre el proyecto de ley de Isapres, no se conocen propuestas. Al parecer esta iniciativa no ha tenido avances en tres años de administración.

Para Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de la Salud Municipal, la salud no fue un tema principal dentro del segundo gobierno de Michelle Bachelet, lo que considera preocupante. “El problema de salud de Chile no se resuelve construyendo más hospitales porque el problema es que no existen los recursos que se necesitan para atender bien a la gente. Los datos son muy claros, en términos de aporte fiscal directo en esta área, este corresponde al 1,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), siendo que ya deberíamos estar por encima del 3 por ciento”.

Educación

Sin duda educación fue uno de los ámbitos en los que más enfatizó Michelle Bachelet durante su campaña, proponiendo la Reforma Educacional como una de los cambios de fondo dentro de su programa, junto con la Reforma Tributaria y Constitucional.

De este modo, los pilares fundamentales que se exponen en el programa son: calidad educativa, segregación e inclusión, gratuidad universal y fin al lucro en todo el sistema educativo, prometiendo para ello medidas en todos los niveles (Educación Parvularia, General y Superior).

De lo prometido, ya están implementadas políticas como la gratuidad en la educación superior, proporcionada a los sectores de universidad e institutos profesionales adscritos al beneficio; la creación de la subsecretaría y la intendencia de educación parvularia; la Ley de Inclusión, la cual busca financiar al 90 por ciento de los colegios, termina con la selección y prohíbe el lucro;  finalmente, el Estado ya creó la Universidad de Aysén y la Universidad de O´Higgins. Asímismo, ya está en proceso el desarrollo de los 15 Centros de Formación Técnica (CFT) estatales (uno para cada región).

Entre las iniciativas más emblemáticas, actualmente se discute en el Congreso el proyecto de ley de Nueva Educación Pública, que busca terminar con la municipalización creando los Servicios Locales de Educación (SLE) y la reforma de educación superior, la cual incluye ámbitos como calidad, uso de recursos y gratuidad.  

¿Qué queda pendiente? Según una guía desarrollada por Educación 2020, todavía no se resuelven ejes relacionados a los derechos de la niñez, la educación técnica, el Crédito con Aval del Estado (CAE) y la autonomía en los colegios.

Por su parte, el estudio de Ciudadano Inteligente, establece que de 16 promesas, nueve están prácticamente completas, seis en proceso y una sin avances. Así, se señala que existe un 73 por ciento de cumplimiento del programa, lo cual parece positivo. Sin embargo, desde el movimiento estudiantil, Daniel Andrade, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), critica el proyecto de educación superior, comentando que “es una reforma soberbia que no escucha a los actores sociales”.

El también vocero de la  Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) agregó: “Hoy esta reforma hoy permite el lucro con fondos públicos en la educación superior. Nos parece que esas son demandas históricas que no están siendo recogidas solo por falta de voluntad política”.

Sistema previsional

Uno de los grandes problemas que ha debido enfrentar el gobierno es el de las pensiones. Cada vez son más los chilenos que se manifiestan en contra del sistema de AFP, principalmente por las bajas tasas de retorno que entregan a los trabajadores.

Sin embargo, no se ven cambios sustantivos para la última parte del trabajo. Así al menos lo señalan sus cercanos, quienes anuncian que la última gran promesa en la materia fue agregar el cinco por ciento adicional a la cotización obligatoria.

Luego de la Comisión Asesora Presidencial ad hoc se pensaba que emanaría un nuevo sistema previsional, sin embargo, La Moneda optó por quedarse con el camino conocido y avanzar lo mínimo posible.

Expertos de todos los colores han planteado la necesidad de hacer cambios urgentes, considerando que crece la cifra de pensionados que viven bajo la línea de la pobreza. Incluso, refuerzan que el 5 por ciento extra no solucionará la realidad de quienes se jubilen antes de los próximos 30 años.

El ámbito circunscrito a Trabajo y Previsión social no es la única deuda en la materia: por ejemplo, existió una promesa para modificar normas de trabajo de temporeros y temporeras, algo que no ha entrado siquiera al Congreso.

Constitución 

Elaborar una nueva carta fundamental fue una de las promesas de campaña de Michelle Bachelet. En cada cuenta pública se esperaban avances en la materia, sin embargo, solo se alcanzó un proceso constituyente no vinculante, del cual emanaron propuestas para elaborar una nueva Constitución.

Hoy es el Congreso el que debe aprobar enmiendas al Capítulo XV para poder modificar los cuorum requeridos en algunas leyes como cambios al sistema político. Sin embargo, fue el propio ministro Eyzaguirre quien este martes aseguró que solo se dejara ingresada la norma para que se debata durante la próxima administración.

Según Ciudadano Inteligente, la propuesta se ha cumplido en un 40 por ciento, toda vez que se encuentra en primer trámite constitucional.

En 2015 el senador Navarro lo adelantaba: en este Gobierno no habrá nueva Constitución.

¿Qué promesas se esperan para esta cuenta pública?

Se había hablado de la Ley Araucanía, normativa redactada a partir de las comisiones de trabajo sostenidas en la región. Sin embargo, según explicaron desde Interior, el anuncio no se hará ante el Congreso, sino cuando la Mandataria viaje a la región.

Desde las comunidades advierten lo nocivo del reglamento, principalmente porque incluiría subsidios a las víctimas de Violencia. En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile, Aucán Huilcaman, vocero de Todas las Tierras señaló que el “perverso incentivo” abriría paso a montajes para cobrar los dineros.

Dónde sí se esperan anuncios es en obras públicas. La Presidenta podría confirmar el inicio de la construcción de la Línea 7 de Metro De Santiago, proyecto solicitado por la Mandataria en 2014 para poder descongestionar la Línea 1.

En Salud se anunciaría el permiso para que madres y padres de niños con enfermedades graves, puedan ausentarse de su lugar de trabajo.

Finalmente, se sabe que en Educación anunciará la ley especial para universidades estatales.