Diario y Radio U Chile

Escritorio

El Palero: El documental que va en la búsqueda de los muertos de Pisagua

Imágenes del pasado y del presente se mezclan en el largometraje que aborda el testimonio de Patricio Cabezas,un joven que en 1990 colaboró con una investigación iniciada por el juez de Pozo Almonte, Nelson Muñoz, para encontrar el cuerpo de su padre, quien fue ejecutado luego del Golpe de Estado.

Abril Becerra

  Lunes 12 de junio 2017 21:08 hrs. 

El dos de junio de 1990 fueron encontrados en una fosa de Pisagua, Región de Tarapacá, 19 cuerpos pertenecientes a ejecutados políticos luego del Golpe de Estado de 1973.

Uno de ellos era Julio Cabeza, un abogado que formaba parte del Consejo de Defensa del Estado (CDE) y que anteriormente había participado en una investigación de narcotráfico en la que estaba involucrado Mario Acuña, juez de Iquique que luego del once de septiembre fue nombrado fiscal militar.

“Cuando se produce el Golpe Mario Acuña aprovecha este poder y acusa a Cabezas. Lo manda a fusilar junto con otros coqueros, es decir, gente que participaba en el narcotráfico y que no tenían ningún vínculo con la Unidad Popular”, cuenta Carolina Trejo, guionista de El Palero, cinta que reconstruye la historia del procurador asesinado en dictadura.

“Julio Cabeza era un abogado que siempre pensó que lo iban a soltar. Nunca creyó que iba a ser efectivamente ejecutado y después desaparecido. Creía en el sistema judicial”.

El Palero toma el testimonio del hijo del jurista, Patricio Cabezas, quien colaboró en la investigación iniciada por el juez de Pozo Almonte, Nelson Muñoz. Esto, en el marco de una denuncia presentada por la Vicaría de la Solidaridad.

“Patricio Cabezas tenía muchas dimensiones: había participado como perito, y como ciudadano común que le tocó tomar parte en un hecho que marcó el comienzo de la democracia y, por otro lado, poseía un vínculo familiar con alguien asesinado. También tenía las imágenes originales de 1990″, añade Trejo.

En marzo pasado la cinta fue galardonada en la quinta versión del Festival Internacional de Derechos Humanos de Nepal en la categoría documental internacional.

Patricio Santander, director del largometraje, comentó que esta experiencia dio cuenta del carácter universal que posee la película: “Una vez que presenté el documental la gente quedó en silencio y ahí tuve la primera reacción, o sea, el impacto que había provocado esta historia. Después fui entendiendo el por qué: porque ellos habían enfrentado una guerra civil también. Pero, ellos no lo vieron tanto como la historia de Pinochet, sino la historia de amor, de buscar un ser querido y eso al final fue lo que nos ayudó para poder ganar el festival allá”.

Por otro lado, Carolina Trejo criticó cómo durante la transición a la democracia se perpetuara una política que finalmente encubrió los antecedentes respecto de las violaciones a los Derechos Humanos en dictadura:“Parte de nuestra transición ocultó muchas cosas sobre todo en término de DDHH donde los organismos de seguridad seguían funcionado”.

“Para nosotros la experiencia de abordar esta historia fue como reclamar a la memoria. No dejar en el olvido estos cuerpos y además, sentir que se puede contar sin la carga de los momentos vividos en el Golpe, sino como una historia de amor”.

El Palero fue presentado hace unas semanas en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Sin embargo, de acuerdo a los planes de los realizadores, el proyecto pretende exhibirse en centros culturales, espacios educaciones e instituciones municipales. Por ahora el documental puede encontrarse en Vimeo.