Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de julio de 2024


Escritorio

Proyecto de aborto en tres causales vuelve a tensionar a la Nueva Mayoría

El diputado del PS Juan Luis Castro acusó al senador independiente pro DC, Pedro Araya, de entorpecer la tramitación de la iniciativa en la comisión de Constitución de la Cámara Alta y de pasar cuentas por los cuestionamientos hechos por la comisión investigadora del Sename a la ex ministra Javiera Blanco, actual pareja del senador por Antofagasta.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 21 de junio 2017 21:44 hrs. 
aborto3causales

Compartir en

El proyecto de aborto en tres causales continúa generando división al interior de la Nueva Mayoría. Esta vez fue la notificación de parte de la DC, a través del senador y jefe de comité Jorge Pizarro, que el apoyo del partido al proyecto de despenalización del aborto en tres causales no está comprometido. Esto generó que el senador independiente pro DC Pedro Araya se plegara a esa postura y en la comisión de Constitución pidiera hacer modificaciones a la iniciativa.

Sin embargo, distintos personeros del oficialismo acusaron que la actitud tomada por el senador por Antofagasta se explicaría como un ajuste de cuentas con el resto de los partidos de la Nueva Mayoría, por los cuestionamientos hechos a la ex ministra Javiera Blanco en la comisión investigadora Sename II, considerando que la actual consejera del Consejo de Defensa del Estado es pareja del senador.

El diputado del PS Juan Luis Castro criticó la actitud del senador Araya y aseguró que no corresponde llevar a la política “temas personales y de la intimidad”, al mismo tiempo que emplazó a la senadora y precandidata presidencial de la DC Carolina Goic a asumir su liderazgo y sacar adelante el proyecto del Ejecutivo.

“La senadora Goic tiene que asumir el liderazgo, en primer lugar, de su bancada de senadores. Aquí se prueban, realmente, las conductas de sacar adelante, por unanimidad, compromisos adquiridos. Si ella votó a favor el proyecto en la Comisión de Salud íntegramente, yo espero que no le busque la letra chica para que los senadores también respeten lo que dice su candidata presidencial, porque hoy día en las duras y en las maduras se nota el liderazgo. Y yo no quisiera que este ajuste de cuentas que hoy día estamos viendo usando el proyecto de aborto terapéutico, termine en un descalabro producto de lo que muchos dijimos antes que era incierto cómo iban a votar los senadores de la DC”, sostuvo el diputado del PS.

“No corresponde que en política se personalicen o se lleven temas de la intimidad o la privacidad las conductas políticas que deben asumirse con responsabilidad cuando se está haciendo un proyecto de ley. Este senador ha tenido un comportamiento político de apoyo al proyecto de ley hasta las últimas horas, sin embargo en un vuelco radical de su propia conducta ahora propone indicaciones que sólo paralizarían y dilatarían el proyecto de ley. Cómo se explica eso”, concluyó el diputado Castro.

Por su parte, el senador Pedro Araya aseguró que desde un principio el gobierno sabía que en su caso personal existen “dos piedras de tope” para aprobar el proyecto: la causal de violación que incluye la reforma y que la objeción de conciencia se haga extensiva a todo el equipo médico que, eventualmente, enfrente este tipo de escenario, descartando de plano cualquier vínculo con su situación personal.

“El gobierno sabe del día uno cuando este proyecto ingresó al Senado, que yo tenía dos piedras de tope en esta discusión, la primera era cómo se construía la causal de violación, y la segunda que, obviamente era la más sensible, que dice relación con la objeción de conciencia, y en eso lo que ha ratificado ayer la DC es que es importante que la objeción de conciencia alcance a todo el equipo médico para que las personas pueda, en libertad, decidir si participan o no en la interrupción del embarazo”.

Duras negociaciones 

Desde el Ejecutivo, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, dijo que el proyecto de interrupción del embarazo en tres causales –violación, inviabilidad fetal y riesgo de vida de la madre- ha sido trabajado largamente en conjunto entre el Gobierno y sus parlamentarios de ambas cámaras y así generar una buena ley.

“No quiero adjudicarle la voluntad o la opinión en contra a la DC, porque hemos también tenido que conversar con otros parlamentarios y parlamentarias de otras identidades también de la Nueva Mayoría, como también otros parlamentarios y parlamentarias independientes y de otras fuerzas políticas, como fue en la Cámara de Diputados, para poder conseguir esta mayoría que nos ha llevado hasta acá en la tramitación, por lo tanto yo insisto, no voy a adjudicarle a nadie una posición contraria per secula seculorum”.

Luego de este impasse, la comisión de Constitución decidió esperar una nueva redacción que clarifique aspectos sobre la causal de violación relativa a la certificación de parte de un equipo médico especializado o la participación del Ministerio Público en la situación, por lo que la instancia se volverá a reunir el 1 de julio donde esperan tramitar el proyecto hasta su total despacho.

Síguenos en