Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Benito Baranda: El episcopado de Temuco coordinará la agenda del Papa en la zona

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Benito Baranda, recientemente designado coordinador del Estado para la visita papal, se refirió al rol que jugará en la venida del Papa Francisco a Chile. También aclaró quiénes son los encargados de fijar la agenda papal, realizando un llamado a las comunidades y a la eventual reunión de éste con comunidades mapuches en su paso por La Araucanía.

Victoria Viñals

  Domingo 25 de junio 2017 19:01 hrs. 
Benito Baranda





El pasado miércoles, la Presidenta Michelle Bachelet informó que Benito Baranda será el “coordinador del Estado” para la visita del Papa Francisco a Chile, que se realizará entre el 15  y el 18 de enero de 2018.

Por parte de la Iglesia, el equipo a cargo de la visita del Sumo Pontífice será integrado por monseñor Fernando Ramos, secretario general de la Conferencia Episcopal, quien será el coordinador nacional de la visita; y el periodista Javier Peralta quien oficiará como director ejecutivo.

Según confirmaron públicamente las autoridades eclesiásticas del país, las ciudades elegidas por el propio Papa para visitar fueron Santiago, Iquique y Temuco.

La confirmación de la visita del Papa Francisco a La Araucanía, ha generado una serie de reacciones desde distintos flancos.

Mientras que el gobierno y la derecha han puesto el énfasis en las medidas de seguridad y un mensaje de reconciliación, desde las comunidades mapuches se mostraron poco optimistas respecto a su inclusión en la agenda del Sumo Pontífice.

Lee Las dudas de comunidades mapuche frente a la visita del Papa a La Araucanía

En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile, el director de América Solidaria y ex jefe del Hogar de Cristo se refirió a su rol como representante del Estado y de la situación mapuche en el marco de la visita papal

 A partir de este nombramiento ¿Cuál es el rol que usted va tener y cuál es el rol que ocupará la Iglesia en la coordinación de esta visita? ¿Quién estará a cargo de la programación de la agenda del Papa?

El rol que me corresponde a mi es tratar de que, en la medida de lo posible, todos los estamentos del Estado que tienen que prestar apoyo a la visita del Papa lo hagan de manera coordinada y que resulte adecuada esta visita. En relación a los contenidos, como los lugares que va a visitar, la ceremonia, los eventos y las personas invitadas, es un tema que le corresponde a la Iglesia. Hay una comisión de la Iglesia que preside Javier Peralta que está a cargo de esos asuntos. Nosotros vamos a trabajar en conjunto, de hecho este viernes nos juntaremos con él y después con el Canciller.

¿Cuál es su impresión respecto a este nombramiento realizado por la Presidenta Michelle Bachelet? 

Yo me siento honrado por el nombramiento y la verdad es que no pude decir que no (risas). La verdad es que es una visita que ocurre después de 30 años de la anterior. Francisco es un Papa con el cual yo personalmente tengo mucha sintonía y siento que las labores que realizo en América Solidaria tienen mucha sintonía con lo que él habla. Además los lugares que el va a visitar son muy emblemáticos para los temas que va a tocar; entonces con mucho gusto colaboro desde el Estado para hacer que esa visita, al menos desde el punto de vista de la logística y de su organización, sea lo mejor posible. Para eso vamos a trabajar de la mano con el equipo que coordina Javier Peralta.

Existe la idea de que su nombramiento por parte de la Presidenta tiene que ver con que usted tiene una imagen pública muy cercana, de que es alguien muy querido por la gente, fundamentalmente por su trabajo realizado en el Hogar de Cristo.  Este nombramiento ¿Será quizás para hacer un poco de contrapeso entre su imagen pública y la desconfianza que existe en general respecto a la Iglesia Católica hoy día en Chile?

Bueno, puede ser, pero yo represento al Estado, no a la Iglesia Católica, aunque soy por supuesto católico. Me imagino que es para facilitar la coordinación con la Iglesia que me puso a mí. Ella me llamó y me dijo que por la trayectoria mía le parecería bueno para ella trabajar en conjunto conmigo en esta coordinación que va a hacer una de las últimas grandes actividades que va a tener en su gobierno y que espera que resulte lo mejor posible. En la visita que hizo a Roma, ella personalmente invitó al Papa a venir a Chile, por lo tanto yo creo que quiere que el Papa tenga una pasada por Chile donde pueda decir lo que quiera decir, visitar a las personas que quiera visitar y que para él sea un buen recuerdo esta visita. También para que a la comunidad nacional nos ayude a reflexionar sobre temas que a veces nos cuesta tanto conversar.

Respecto a este mismo punto, comuneros mapuches han señalado a Diario y Radio Universidad de Chile que se mostraban poco optimistas no respecto a la visita del Papa, sino que respecto a las autoridades. Afirmaban que temen ser invisibilizados y reprimidos, no sólo por Carabineros y otras fuerzas de orden, sino que también por parte de la propia Iglesia que ha patrocinado querellas en contra de ellos. ¿Qué le diría usted a estas comunidades mapuches que sienten que, pese a que el Papa va a visitar La Araucanía, no van tener ni siquiera la oportunidad de acercarse a él?

En La Araucanía está el obispo Vargas que es la persona que ha estado presidiendo la Comisión Indígena ahí. Yo les invitaría a acercarse al Obispado porque hay que recordar que todas las actividades y los encuentros que se van a realizar en La Araucanía dependen de la comisión del Episcopado que la está organizando y particularmente del Episcopado de Temuco. Yo creo que tienen que acercarse y ver qué tipo de encuentro van a realizarse. Me imagino que van a existir esos espacios. No he tenido todavía la reunión con la comisión y particularmente con Javier Peralta, pero me imagino que va a estar ese espacio. Por algo el Papa quiere ir a La Araucanía, para encontrarse con las comunidades mapuche. Lo ideal sería que se movilizaran rápido, se juntaran con el obispo y le pidieran un espacio para poder conversar directamente con el Papa.

En ese mismo sentido, los comuneros mapuches han señalado que existe una desconfianza y un rechazo importante hacia la Iglesia por la participación que han tenido respecto a los procesos judiciales en los cuales se han hecho parte. En el supuesto de que la Iglesia local no accediera a convenir una entrevista de las comunidades con Francisco ¿Usted tendría un rol que jugar en ese ámbito?

Eso es algo que excede mis competencias. Hay que recordar que quienes organizan las visitas y los encuentros es la Iglesia Católica y no el Estado de Chile, quien tiene como función poner a disposición del Papa el traslado, la logística y la seguridad. Para lo demás está la Conferencia Episcopal y la gente que nombraron. Ahora, yo creo que eso no va a ocurrir porque me imagino que ya están organizando encuentros y que van a haber comunidades que se van a poder juntar con el Papa. Por eso decía que tendrían que acercarse al Episcopado, porque es el espacio donde se van a construir estos encuentros.

Entendiendo que asumió su cargo hace pocos días y que es el tema que directamente le compete ¿Tiene alguna idea respecto a cómo debería desarrollarse esta visita en términos de seguridad?

Bueno, lo que me han contado es que hay dispositivos de seguridad para los eventos masivos. Es una unidad de Carabineros que han funcionado bien. A mí me tocó vivir el encuentro continental de jóvenes, donde había medio millón de jóvenes en la eucaristía final ahí en el Club Hípico y resultó muy bien, con buenas medidas de seguridad. Yo creo que no hay tanta dificultad. Además estamos en plena democracia, si hay grupos que quieran  manifestarse y puedan hacerlo de manera tranquila, civilizada y sin violencia, yo creo que va a ser una buena experiencia. Me imagino yo que todo lo que se va a lograr organizar en estos meses va a dar como resultado una buena visita del Papa.