Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Estudiantes le doblan la mano a Alessandri y retoman el Instituto Nacional

Luego de los desalojos del pasado viernes, los alumnos del Instituto Nacional decidieron retomar el establecimiento. De acuerdo a lo mencionado por Giordan Frías, vicepresidente del centro de estudiantes, mañana se votará nuevamente la continuidad o no de la toma. En tanto, en los Liceos de Providencia que se encontraban ocupados, las vacaciones fueron adelantadas.

Karina Palma

  Lunes 3 de julio 2017 16:12 hrs. 
mgr_630_instituto_nacional_a1

Esta mañana, estudiantes del Instituto Nacional se volvieron a tomar el colegio, luego de los desalojos que Carabineros realizó el pasado viernes, ocasión en la que el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, denunció graves destrozos al interior del establecimiento.

En tanto, el sábado desde el Centro de Alumnos se organizó una jornada de limpieza en la que un grupo de estudiantes ordenó y limpió las salas de clases, los baños y los sectores que se ocuparon durante las últimas semanas.

Por su parte, desde la Municipalidad reiteraron la medida de presentar acciones legales contra quienes resulten responsables de los perjuicios por las movilizaciones.

De este modo, Juan Antonio Abarca, subdirector de Educación Municipal, informó a TVN que se ha identificado la participación de al menos 15 alumnos en los destrozos evidenciados la semana pasada. Estos estudiantes estarían arriesgando expulsión si es que se comprueba su responsabilidad.

Giordan Frías, vicepresidente del Centro de Alumnos, indicó que esta mañana decidieron continuar con la toma para respetar la decisión que se adoptó en la última votación, adelantado que mañana se volverá a consultar al estudiantado respecto de la prolongación de esta medida.

Para el dirigente, lo comunicado por el Municipio es una estrategia de manipulación para desacreditar sus demandas, ya que parte de los daños denunciados se habrían provocado previo a la toma. “La mayoría de las imágenes que se mostraron era simplemente desórdenes no eran destrozos. Muchos de los rayados y graffitis que mostraron estaban desde hace mucho tiempo. Es cierto que hubo daños durante la toma, pero fueron mínimos y son los que siempre ocurren, estemos con clases o no”.

“Nosotros entendemos que nuestros los conflictos son producto de la falta de administración que ha tenido la Municipalidad a lo largo de los años, no solamente esta alcaldía”, agregó.

El petitorio presentado por los estudiantes está compuesto por cinco ejes fundamentales: una educación democrática, una educación feminista e integral, mejorar la infraestructura del colegio, perfeccionar la administración financiera y, por últimos, demandas históricas.

Mientras en Providencia los Liceos fueron entregados para ser locales de votación en estas elecciones primarias. Sin embargo, los estudiantes manifestaron que se retomaran los establecimientos una vez que sean sanitizados. Esto, a pesar que desde la Municipalidad de Providencia adelantaron las vacaciones.

Sara Robles, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ACES, explicó que la decisión de continuar movilizados la tomará cada liceo una vez que realicen las votaciones pertinentes.

En particular, indicó que el Liceo 7 del cual forma parte, esperará la resolución del Consejo Escolar respecto de los casos de acoso por parte de algunos docentes, denunciados por las alumnas. Lo que esperan de esta instancia es que se desvincule a los profesores involucrados.

Una vez que culminé la reunión que se desarrollará durante esta jornada, esperan llamar a votación para decidir cómo se llevará a cabo la movilización durante los próximos días. Si la decisión es volver a la toma, la dirigente señaló que esto se concretaría antes del término de las vacaciones, es decir, antes del 24 de julio.

En general, los colegios se encuentran principalmente movilizados por demandas internas, las cuales exigen mejoras en la infraestructura y administración, así como el fin de la violencia de género. No obstante, los secundarios también han planteado demandas externas que se expresan en la desmunicipalización, una educación no sexista y el rechazo al proyecto de Nueva Educación Pública que se encuentra en el Congreso.